SociedadFundación Canguro | Hospital Pereira Rossell

María José: una cangura que ofrece nutrición afectiva a bebés de otras mamás

Casi la mayoría de los bebés de la Fundación Canguro nacen de mamás que están en una situación de extrema pobreza.

La Unión Europea otorgó esta semana el premio de Derechos Humanos 2018 a la Fundación Canguro, que vela por el cuidado físico y afectivo de bebés con madres en situación de vulnerabilidad, en el Pereira Rossell.

Protagonistas recoge la historia de María José, una de 320 voluntarios y voluntarias, que acompañan a los bebés, los 365 días del año, las 24 horas.

Maria José es una “cangura” -como les gusta llamarse entre las voluntarias- que participa en el Proyecto Canguro desde su inicio, hace casi tres años.

Casi la mayoría de los bebés de la fundación nacen de mamás que están en una situación de extrema pobreza, de consumo de sustancias psicoactivas o que tienen alguna discapacidad intelectual o una enfermedad muy severa.

María José concurre allí, todos los miércoles durante tres horas.

Desde que comenzó la fundación, han acompañado a casi 700 bebés, que permanecen en promedio 45 días allí.

En total hay 320 voluntarios y voluntarias, y solo el 8% de ellos son hombres.

María José, que es fotógrafa y tiene tres hijos, reconoce que si bien a veces cuesta desapegarse, sabe que al irse los bebés comienzan una nueva vida.

SUBRAYADO PROTAG CANGURO_2