PolicialesBetito Suárez

Liberan a "Betito" Suárez de su última condena de cárcel a 10 meses

Estaba preso por receptación de un coche de lujo. La Policía cree que es el principal líder del narcotráfico montevideano.

Luis Alberto Suárez, "El Betito", fue liberado en las últimas horas tras su último procesamiento con prisión.

Su salida se produce dos meses antes de cumplirse la condena a diez meses. Según informó el periodista Gabriel Pereyra en Radio Sarandí, la liberación se produjo el pasado martes.

Suárez fue detenido a mediados de noviembre de 2017 tras un incidente con tiroteo en José Pedro Varela y Habana.

Circulaba junto a tres hombres en un Mercedes Benz con chapa cambiada cuando el vehículo fue abordado por móviles policiales.

"Betito" fue detenido y liberado por la jueza del caso al vencerse el plazo legal y no encontrarse pruebas para su procesamiento.

Al principio, no se pudo comprobar que Suárez estuviera en el auto. Argumentó que estaba en el lugar porque trabajaba en la zona.

La fiscal Silvia Pérez volvió a pedir una orden de captura contra él ya que no se habia presentado a una audiencia a la que había sido citado. La convocatoria iba a cambiar la suerte del delincuente.

En conocimiento de la orden de captura, el 22 de diciembre decidió entregarse frente a las cámaras de Subrayado

En el interín. Policía Científica había podido confirmar la presencia de "Betito" por el ADN hallado en una remera encontrada en el automóvil que participó del tiroteo. No se pudo comprobar que utilizara armas en el hecho. Solo que estuvo allí.

La jueza María Laura Sunhary condenó a Suárez por un delito de receptación luego de un acuerdo concretado entre la Fiscalía y la defensa del acusado.

Fue remitido bajo la imputación de haber recibido un auto Mercedes Benz que había sido rapiñado a la 7:15 horas del 26 de octubre de 2017.

DE RAPIÑERO A NARCO

Suárez comenzó su vida delictiva para luego convertirse en uno de los principales jefes del narcotráfico del oeste de Montevideo.

En 2012, juez Valetti lo calificó como el recluso "más peligroso del sistema carcelario uruguayo" en un encuentro de criminología en Buenos Aires.

Para entonces manejaba el tráfico de drogas y contaba con un ejército de gente encargada de ejecutar a quienes osaban entrar en su jurisdicción.

En mayo de 2017 había sido liberado de la última condena larga. Su salida habia generado debates y alertas. Pero durante varios meses no se supo nada de él.

Venía de estar ocho meses preso en el Penal de Libertad, en el sector de máxima seguridad.

En ese periodo, creó y dirigió desde la cárcel una banda de narcotráfico de creciente poderío en la zona de Cerro Norte.

Su contacto con traficantes extranjeros fue fundamental para que Suárez fuera armando una estructura eficaz.

De hecho, según el Ministerio del Interior, se encontró en su celda manuales de organizaciones como el PCC brasileño, el Primeiro Comando da Capital, que asoló San Pablo en los últimos años y fue responsable de un mega robo en Paraguay.

Sin llegar a esa escala, la banda de "Betito" fue creciendo a través de contactos internacionales, de las que adoptaron fórmulas de comercialización y técnicas para asegurar su territorio.

Varios de sus familiares fueron procesados al cabo de los años por tráfico de drogas, asesinatos y desapariciones de personas vinculadas a bandas rivales. Su grupo fue uno de los primeros en incorporar el sicariato.

UN HOMBRE RESISTENTE

En los 90 y 2000 había integrado varias de las "superbandas" que rapiñaron bancos y financieras. La extensión de la violencia fue de tal magnitud que el sistema político decidió agravar las penas para intentar mitigar el ascenso de las rapiñas.

"Betito" había caído preso por última vez en 2006 en un cruento accidente de tránsito - por el kilómetro 18 de la ruta 48, en “Paraje Colorado"- mientras huía con sus cómplices de una rapiña.

En el choque murieron todos menos él, incluido el productor rural que viajaba en el otro vehículo.

El delincuente estaba prófugo en ese entonces desde 2002. Había logrado escapar de la cárcel de Paysandú.

Dejá tu comentario