Deportes

La República Checa afronta su segundo partido en esta Eurocopa

Después de salir goleado ante Rusia en su estreno, los checos están obligados a ganar a Grecia. También juega uno de los anfitriones Polonia, contra Rusia.

Casualidades del destino, la República Checa llega en una delicada situación y deberá enderezar su camino ante una selección que trae malos recuerdos al combinado de Michal Bilek. En la Eurocopa de Portugal 2004, Grecia ya eliminó a los checos en las semifinales del torneo, privándoles de una final que hubiera sido histórica para ellos. Es verdad que los helenos no están al nivel de aquella edición, pero seguro que pondrá las cosas muy difíciles a su rival. Grecia llegará a este encuentro con la mala noticia de no poder contar más con Avraam Papadopoulos. El zaguero heleno se lesionó durante el partido inaugural ante Polonia y sufrió una rotura en el ligamento cruzado anterior. El seleccionador Fernando Santos deberá hacer modificaciones en su once en un partido que también será una final para los griegos.

La selección polaca tiene un reto de altura tras su dubitativo debut frente a Grecia en una Eurocopa en la que tiene depositada muchas ilusiones. El rival, Rusia, maravilló frente a la República Checa y se presenta como una piedra de toque definitiva para uno de los dos anfitriones del torneo. Polonia está obligada a ir al frente, entre otras cosas por su condición de local y porque el punto ante los helenos supo a poco, pero sabe que Rusia es letal con espacios para su contra demoledora.  En cuanto a Rusia, todo son parabienes para una selección que rayó a gran altura ante Cech y compañía y que pretender asegurar el pase a cuartos a las primeras de cambio, y si puede ser como líder de grupo, miel sobre hojuelas. No se prevén cambios en el once de Dick Advocaat por razones obvias, aunque Pavlyuchenko tiene alguna posibilidad de desbancar a Kerzhakov como delantero centro del combinado ruso.

Demetrio Albertini salió al paso de las críticas a su selección por no haber querido que se regara el césped antes del comienzo del partido frente a España.El vicepresidente deportivo de la Federación italiana y delegado de la expedición defendió su postura en MARCA: "Yo dije que no se regara. Se hizo 75 minutos antes de que empezara el encuentro, antes del calentamiento, pero no queríamos que se regara 15 minutos antes. No entiendo todo esto. Nosotros no estamos acostumbrados a jugar en campos tan mojados y tan rápidos. Ni nosotros ni muchos otros equipos. No es nada contra España. Es una norma de la UEFA que nos lo permite".Albertini también excluyó a la selección de cualquier responsabilidad sobre el estado del terreno de juego. "El césped estaba alto, pero no es culpa nuestra. Me parece que se vio un gran espectáculo de los dos equipos. El campo estaba igual para los dos", apuntó.

El árbitro portugués Pedro Proença dirigirá el próximo jueves día 14 el partido entre las selecciones de España y la República de Irlanda, que se disputará a las 20.45 horas en el estadio Arena de Gdansk (Polonia), correspondiente a la segunda jornada del grupo C de la Eurocopa. Proença arbitró el pasado 19 de mayo la última final de la Liga de Campeones, en la que el Chelsea inglés se hizo con el título al derrotar por penaltis al Bayern Múnich en el estadio Arena de Múnich. El portugués estará acompañado por Ricardo Santos y Bertino Miranda como jueces de línea, junto a Manuel Moreira de Sousa y Duarte Gomes como asistentes adicionales. El cuarto árbitro será el polaco Marcin Borski y el delegado de la UEFA será el austríaco Christian Schmoelzer

Dejá tu comentario