Internacionales derrumbe | Miami

La niña hallada en el derrumbe de Miami era hija de un bombero y nieta de una uruguaya

Aún siguen desaparecidos los abuelos de la pequeña y la tía; los restos de su madre también fueron hallados entre los escombros.

El oficial Enrique Arango es el papá de Stella, una niña de siete años cuyos restos fueron hallados entre los escombros del edificio derrumbado en Miami días atrás. La pequeña estaba junto a su madre, Graciela Cattarosi, quien también fue encontrada en las últimas horas, según informó el medio argentino Infobae. La pequeña, a su vez, era nieta de la uruguaya Graciela Ponce de León, quien hasta el momento permanece desaparecida; al igual que el abuelo y la tía de la niña.

Arango integra el equipo de bomberos de Miami desde hace 10 años, y si bien no estaba asignada a las tareas de rescate, estuvo presente en el lugar con la intención de encontrar a la pequeña. Su cuerpo fue hallado el pasado jueves.

Fue la alcaldesa de Miami, Daniella Levine Cava, quien confirmó la noticia. “Trágicamente uno de los dos cuerpos era el de la hija de 7 años de uno de nuestros bomberos de Miami. Ellos están pagando un costo humano enorme todos los días, y les pido que por favor los mantengan a todos en sus pensamientos y oraciones. Realmente representan lo mejor de todos nosotros y tenemos que estar ahí para ellos como ellos están aquí para nosotros”, dijo Levine.

ÚLTIMO PARTE

Los muertos en el derrumbe parcial de un edificio en Surfside, Florida, sumaban 24 este sábado, tras el hallazgo de dos nuevos cuerpos entre los escombros y se espera que resto del edificio sea demolido anticipadamente, antes de la llegada de la tormenta Elsa a principios de semana, dijeron las autoridades locales.

"Nuestros equipos han encontrado dos nuevas víctimas, ahora hay un total de 24 muertos y 124 desaparecidos", declaró a la prensa la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

La mayor parte del edificio de 12 pisos del complejo "Champlain Towers", en la pequeña localidad de Surfside, se derrumbó parcialmente la madrugada del 24 de junio.

La parte del edificio aún en pie será demolida antes de lo previsto, pues las autoridades temen que se termine de caer con la llegada de la tormenta Elsa, que ahora azota al Caribe como huracán de categoría 1, amenazando la seguridad de los rescatistas.

Temas

Dejá tu comentario