Internacionales

La increíble historia de Ruby Eugene, el caníbal de Miami

La Policía debió matarlo mientras se comía a una víctima en plena calle. Sus crímenes comenzaron a los 16 años. Hallaron en su cuerpo una droga casi desconocida

 

Ruby Eugene, de 31 años, sería un marginal más de Miami, si no fuera porque el otro día la Policía debió dispararle cuando se estaba comiendo una víctima en plena calle.

La prensa local lo bautizó "El Caníbal" y desde entonces todos hablan de su última compulsión.

La mujer que lo denunció vio un panorama desolador. El agresor estaba completamente desnudo en plena calle. Le estaba comienzo la cara a un indigente. Según se informó ingirió la nariz, los pómulos y uno de los ojos.

Según informa el portal Infobae,  la enajenación de este hombre era de tal magnitud, que cuando estaba siendo detenido y recibió un disparo del oficial en la pierna, gruño y siguió comiendo. Finalmente, la Policía le disparó a matar.

 La víctima permanece en estado crítico en un hospital de Miami y su identidad se desconoce. Por su parte, el oficial necesitó tratamiento psiquiátrico por el impacto que le causó la escena.

MÁS ALLÁ DEL HECHO. Detrás del "monstruo" hay una persona con un prontuario que comenzó a los 16 años por un delito de agresión, consigna la crónica de este sitio web.

Las drogas hicieron mella en el organismo de Ruby. Fue detenido varias veces por consumo y suministro a lo largo de los años. Hace 7 años, intentó ordenar su vida. Se casó con una mujer llamada Janney Ductant, pero no resultó. Se divorció a los pocos meses.

La Policía cree que desde entonces vivió debajo de los puentes y a la intemperie. La autopsia que se realizó al agresor reveló que tenía en su organismo altas dosis de sales de baño.

Se trata de una droga llamada Ivory Wave, "ola púrpura" o "Costa de Marfil", que puede consumirse al aspirar o por vía oral. Esta droga, está ocupando en el mercado  el lugar de la mefedrona. Produce efectos similares a esa droga, incluyendo aceleración del ritmo cardíaco, dolor de pecho, ansiedad, alucinaciones y contracciones faciales involuntarias.

No están establecidos cuáles son los efectos de esta droga, pero se informa que podría causar brotes de psicosis paranoica, dice el artículo de Infobae.

Dejá tu comentario