La FIFA investiga si hubo intromisión del gobierno en la AUF

Pidió un informe a la CONMEBOL sobre la decisión del gobierno de quitar la Policía de algunos partidos. La CONMEBOL prepara sanciones a siete clubes uruguayos.

 

El fin de semana la FIFA le pidió a la CONMEBOL un informe sobre la reunión que el viernes pasado mantuvo el presidente de la República, José Mujica, con el titular de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá y los presidentes de Nacional, Eduardo Ache y de Peñarol, Juan Pedro Damiani.

El órgano rector del fútbol mundial quiere conocer las razones que llevaron a las autoridades del fútbol uruguayo a reunirse con el presidente de la República en la sede del gobierno nacional (Torre Ejecutiva), y el motivo por el que la Policía ya no custodia los partidos que se disputan en el estadio Centenario y el Gran Parque Central, el estadio de Nacional.

La intervención de un gobierno nacional en una asociación o federación de fútbol local está prohibida y es sancionada por la FIFA, en última instancia, con la suspensión de esa asociación intervenida.

Según supo Subrayado, el pedido de la FIFA se produjo antes de que Bauzá renunciara a su cargo, este lunes al mediodía. De hecho, la comunicación que envió la CONMEBOL a la AUF (con la inquietud de la FIFA) debería ingresar formalmente este lunes en las oficinas de la Asociación para conocimiento de sus autoridades.

La FIFA no abrió aún un juicio sobre lo que pasa en el fútbol uruguayo, pero pidió un informe a la CONMEBOL, que podría terminar con alguna sanción para Uruguay.

Estas dudas de la FIFA se producen en el mismo momento en que la CONMEBOL inició un expediente disciplinario contra siete clubes del fútbol uruguayo por la denuncia penal que estos hicieron contras las autoridades del órgano que dirige el fútbol sudamericano.

“La Unidad Disciplinaria de la CONMEBOL ha abierto en el día de hoy expedientes disciplinarios por la presunta comisión de una infracción a los artículos 11.1.a. y 12.ter del Reglamento Disciplinario de la CONMEBOL (RD) a los siguientes clubes afiliados a la Asociación Uruguaya de Fútbol: Club Sportivo Miramar Misiones, Club Social y Deportivo El Tanque Sisley, Cerro Largo Fútbol Club, Club Atlético Cerro, Club Atlético Rentistas, Club Atlético Juventud y Racing Club de Montevideo”, dice un comunicado de prensa.

“El Art.12.ter. del RD establece como conducta sancionable a personas físicas y jurídicas, la amenaza, coacción y extorsión por cualquier medio a la CONMEBOL y a sus dirigentes. Por su parte el Art.11.1.a. dispone que podrán imponerse sanciones a los clubes en el caso de que sus dirigentes incumplan este principio de conducta”, agrega el comunicado.

¿Por qué la CONMEBOL se apresta a sancionar a estos siete clubes? El mismo comunicado lo explica así: “Después de realizar la correspondiente investigación, la Unidad Disciplinaria ha considerado que la interposición de una denuncia penal por los citados clubes, presuntamente por cuenta y nombre de un tercero ajeno al fútbol asociación como medida coactiva sobre la CONMEBOL y sus directivos para satisfacer exclusivamente intereses comerciales, podría constituir una vulneración de los artículos del RD previamente citados”.

Lo que quiere decir la CONMEBOL aquí es que los clubes investigados presentaron una denuncia penal con el objetivo último de beneficiar a una empresa (Global Sport) en el litigio que mantiene por los derechos de televisión del fútbol sudamericano con Fox Sport.

Según el comunicado de la CONMEBOL, esta “infracción” de los clubes citados “ya fue advertida por FIFA mediante comunicación dirigida el pasado 31 de diciembre”. La AUF ya tiene una copia de esta primera inquietud de la FIFA sobre lo que sucede en Uruguay.

La FIFA ya advirtió que no tolerará este tipo de acciones de los clubes uruguayos: “En este contexto, quisiéramos hacer constar que la iniciación de procedimientos judiciales con el fin de impeler o forzar a determinados órganos a hacer u omitir una acción, constituye una infracción de los reglamentos de la CONMEBOL. Siendo este el caso, no se puede tolerar tal modo de proceder lo que implicaría la adopción de las medidas disciplinarias correspondientes por los órganos competentes”, dijo la FIFA, de acuerdo al comunicado de la CONMEBOL.

Por último, los presidentes de estos siete clubes ya fueron “imputados a título personal” el 14 de marzo, recuerda la CONMEBOL, “encontrándose en la actualidad suspendidos provisionalmente”.

La FIFA investiga entonces todo esto que está pasando en el fútbol uruguayo, la denuncia penal de los clubes contra la CONMEBOL (con un trasfondo empresarial), las decisiones que tomó el gobierno de Mujica que afectaron el normal desarrollo del fútbol local y, ahora, la renuncia de Bauzá y todo el Consejo Ejecutivo.

De comprobar que hubo una intervención del gobierno nacional en la AUF, la FIFA podría imponer sanciones económicas y, en última instancia, la sanción más grave sería suspender la afiliación de la AUF a la FIFA.

Si esto sucediera Uruguay podría quedar afuera del mundial de Brasil 2014, aunque esto último es prácticamente improbable, teniendo en cuenta que el gobierno solo tomó decisiones en lo que a la seguridad respecta (la Policía), sobre lo que sí tiene competencia.

 

FOTO: Bauzá, Mujica y Blatter en Montevideo.

Dejá tu comentario