EconomíaExpo Prado | agro | Economía

La Asociación Rural reclamó mayor competitividad: "los números no cierran, las empresas sí"

En el cierre de la Expo Prado, el presidente de la gremial, Pablo Zerbino, destacó que el agro aporta a la economía el 48% del PBI.

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Pablo Zerbino, reclamó al gobierno la reducción de los costos del Estado para asegurar una mayor competitividad del sector agropecuario.

Durante el acto de clausura de la Expo Prado, destacó que agro es el sector productivo que más aporta a la economía uruguaya, que representa el 48% del PBI anualmente.

“Cada peso en el agro, se multiplica por 6.22 pesos en beneficio de la población”, aseguró Zerbino.

“El sector está nervioso, preocupado; con números que no cierran y empresas que sí cierran”, agregó.

Zerbino habló de “mochilas” que carga el sector agropecuario para referirse a los costos estatales. Afirmó que la carga impositiva “desmoraliza a los productores y condiciona la capacidad productiva del país”.

“Crece el desempleo y no son para nada clara las señales de mejora en el corto plazo”, afirmó.

“La falta de competitividad es la causa de la carestía para vivir y producir en Uruguay y también la causa de la emigración”, sostuvo.

Reivindicó la asamblea de los productores autoconvocados el 23 de enero en Santa Bernardina, Durazno. “Fue una manifestación con orden y respeto, pero con claridad y firmeza”, dijo.

“¡Vamos Un solo Uruguay! Necesitamos la movilización que generan en todo el país y que potencia los planteos y reclamos de todo el sector productivo y fortalece la acción de las gremiales”, arengó Zerbino.

Si bien destacó la voluntad de diálogo del gobierno, dijo que es “entrecortado” y que las respuestas del Poder Ejecutivo han sido “parciales y acotadas” y que no tuvieron “el efecto deseado”.

“Le faltó voluntad o recursos para dar respuesta a los reclamos de las gremiales”, subrayó.

Zerbino apuntó a la presión fiscal sobre el agro y analizó la evolución del tipo de cambio en Uruguay. También repasó la realidad de algunos sectores de la producción.

Aseguró que la agricultura tendrá una de las peores zafras de la historia, con pérdidas de 922 millones de dólares, con respecto al año pasado.

En la lechería, “la situación es caótica” y apuntó al conflicto entre la industria y el sindicato. “Sin productores no hay leche, no hay industria, no hay trabajo. Solo pedimos condiciones justas para trabajar en paz”, sostuvo.

“La actitud de los sindicalistas, al no ser parte de la solución, son parte del problema; con reclamos salariales por encima de la inflación”, dijo.

“En un mundo demandante de alimentos, con buenos valores internacionales, en un país bendecido para producir con calidad y en forma natural, la estructura de costos que soportamos nos lleva lenta, pero inexorablemente, a una nueva crisis”, concluyó.

Dejá tu comentario