ShowJoe Pesci | "El irlandés" | cine

Joe Pesci volvió con todo: brilla en "El irlandés" y lanza su nuevo disco: "Sigo cantando"

El actor tiene una carrera menos conocida como músico que se inició aun antes de su carrera en el cine. Un talento multidimensional.

Joe Pesci se negaba a regresar pero ya que volvió lo hizo con todo: brilla como actor en "El irlandés" y además lanza un nuevo disco en su carrera como músico bajo el título "Still Singing" ("Sigo cantando").

Reúne a a dos imposibles para consumar su veta musical: Adam Levine (vocalista de Maroon 5, de próxima visita a Uruguay) y el mítico trompetista cubano, Arturo Sandoval.

El disco tiene 13 canciones. A tales efectos, recluta a Levine para Baby girl y además en el cover de My cherie amour, original de 1969 de Stevie Wonder.

La voz de Sandoval se escucha a modo de clave en medio de Baby Girl, el primer single del disco. "Azúcar, gózalo Pesci”,

Embed

Pesci, de 76 años, renace a pesar de su propia resistencia a salir del cascarón. Nacido en Newark, New Jersey, tenía desde los 60 una carrera como músico.

Tal como ha sido su carrera de actor, sus pasos musicales fueron de bajo perfil, sin estridencias

El "still singing" de algún modo remite a ese origen.

En 1968, con 25 años, les declaró su amor a los nombres de mayor éxito de la época, mediante el álbum "¡Little Joe sure can sing!,

Embed

En aquel entonces trataba de separar sus dos carreras.

Como músico se firmaba Joe Ritchie y realizaba covers de The Beatles y Bee Gees. Un terreno que también conocía desde su amistad de adolescencia con los cantantes Frankie Vallie, Tommy DeVito y Bob Gaudio, futuros integrantes de The Four Seasons, el grupo que en 2014 Clint Eastwood llevó al cine en el filme Jersey Boys.

Los destinos de ambas carreras se cruzarían de manera irónica en su papel de Vincent La Guardia en "Gambini sings just for you" (1998), su segundo disco y una especie de parodia en el que asumía el rol que tuvo en la cinta Mi primo Vinny (1992), transitando por el jazz, el rock, el hip hop y hasta los ritmos gitanos.

Embed

El lanzamiento de ese disco coincidió con el estreno de la cuarta parte de Arma mortal y con el inicio de su periodo menos fructífero en el cine.

Es que los 80 y los 90 fueron brillantes para Pesci. Dejó su huella con interpretaciones vibrantes e histriónicas, desde Toro salvaje (1980) a Casino (1995), pero luego se esfumó prácticamente de la pantalla, apareciendo apenas en dos filmes durante este siglo.

Fue un villano clown en "Mi pobre angelito" y también fue el amigo a paso de comedia en "Arma mortal". Nunca abandonó su malhumor fuera de los sets de filmación.

Embed

Embed

Una de ellas fue de la mano de Rober De Niro –en el drama El buen pastor, de 2006–, su socio en las películas con Scorsese y en Érase una vez en América, de Sergio Leone.

Pesci ya no quería saber nada de la actuación. Pensó que no tenía nada que agregar a su carrera de gangster de ficción, cuando llegó el libreto de "El Irlandés".

Embed

Scorsese se lo pidió casi de rodillas, y al enterarse que su papel era de otro mafioso, mandó todo al diablo tal como solo él sabe hacerlo.

Luego se dio cuenta que Rusell Bufalino tenía nada que ver con sus anteriores gangster. Era cerebral, respetuoso, no sabe de malas palabras.

Embed

"Si hubiera podido elegir hubiera elegido el papel de Tony Provenzano", dijo, entre risas, un personaje que recayó en el irlandés Stephen Graham, el tipo de mafioso puteador y llamativo que supo hacer Pesci en otros tiempos.

La tentación fue máxima cuando se enteró que en el reparto también estaría Alfred Pacino, en el papel de Jimmy Hoffa.

Russell Bufalino lo puede tener nuevamente nominado a los Oscar, o incluso repetir su estatuilla de 1991 por Buenos muchachos. Su actuación es sutil e inmensa.

Dejá tu comentario