Intolerancia al wifi llevó al suicidio a una liceal británica

Jenny Fry sufría el síndrome de hipersensibilidad electromagnética. En el colegio desoyeron quejas.

01 de diciembre de 2015, 13:32hs

 

Jenny Fry, una estudiante de 15 años de la escuela Chipping Norton de Oxfordshire, en el Reino Unido, se quitó la vida el pasado mes de junio desesperada por las múltiples reacciones alérgicas que le ocasionaban las ondas del WiFi de su centro escolar.

La joven fue hallada ahorcada en un bosque cercano a su casa en la localidad de Chadlington, informa Daily Mail.

Hace relativamente poco que se conoce el síndrome conocido como de hipersensibilidad electromagnética que motivaba el sufrimiento de Jenny.

Los padres de la joven dijeron que las autoridades del colegio desoyeron los reclamos, presentados a partir de documentación médica y científica fiable.

La exposición a las ondas le ocasionaba cansancio, dolores de cabeza y problemas en la vejiga. Por ello, la familia había eliminado la conexión de Internet de su vivienda para aliviar el sufrimientos de Jenny.

Dejá tu comentario