Internacionalestecnología | China | Huawei

Inteligencia británica y de EE.UU alertan sobre celulares de la marca china Huawei

Expertos en ciberseguridad entienden que estos equipos están diseñados para favorecer a los servicios de Pekín en la red 5G

El servicio de inteligencia británico para la ciberseguridad NCSC considera que es posible limitar los riesgos asociados al uso de equipos del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei en la red 5G, informó este lunes el diario Financial Times.

Esta decisión es contraria a los esfuerzos de Estados Unidos para contrarrestar el desarrollo de Huawei en los países occidentales, ya que Washington considera que el grupo chino tiene presuntos vínculos con los servicios de inteligencia de Pekín.

Sin embargo, Huawei, uno de los principales proveedores mundiales de equipos y servicios de tecnología móvil, niega toda cooperación con fines de espionaje.

Se cree que detrás de estos acusaciones está además el forcejeo de Donald Trump con su colega Ji Xinping por aspectos comerciales.

En ese sentido, en Londres no creen que la solución sea boicotear o prohibir.

Según el diario financiero británico, que cita a dos personas cercanas al caso, el NCSC cree que hay varias maneras de gestionar los riesgos que plantea Huawei en el despliegue de la tecnología 5G en Reino Unido.

"Otros países pueden argumentar que si Reino Unido confía en la capacidad de limitar los riesgos para la seguridad nacional, también se puede garantizar al público y a la administración estadounidenses si actúa con cautela para permitir que los operadores de telecomunicaciones utilicen componentes chinos", según una fuente citada por el Financial Times.

Contactado por la AFP, el NCSC no quiso hacer comentarios sobre esta información.

Estas conclusiones del servicio de inteligencia, que no fueron hechas públicas, deberían influir en la decisión que el gobierno británico debe tomar en marzo o abril sobre el uso de Huawei en la red móvil de nueva generación, la 5G.

Sin embargo, en diciembre, el ministro británico de Defensa, Gavin Williamson, expresó su "profunda preocupación" por la participación del gigante chino en la 5G británica.

El primer operador móvil del país, BT, ya anunció que retiraría los equipos Huawei de las redes 3G y 4G actualmente en servicio. Y su competidor Vodafone suspendió sus compras de equipos Huawei para su infraestructura en Europa.

El año pasado, varios países, entre ellos Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, prohibieron a la empresa china participar en el despliegue de la 5G.

En referencia a las conclusiones de la inteligencia británica, Geng Shuang, portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino, afirmó el lunes que su gobierno "siempre ha alentado a las empresas chinas que operan en el extranjero a respetar las leyes locales".

EN CANADÁ, POLONIA, AUSTRALIA Y JAPÓN

La ambición de China por dominar el sector de las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones en occidente se ha chocado con las reticencias de los países de la región, cada vez más preocupados ante un posible dominio de ese país en las infraestructuras vitales para la seguridad de los estados.

El 30 de noviembre de 2018, la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, fue detenida en Canadá a pedido de Estados Unidos por presuntamente tener negocios con Irán pese a las sanciones impuestas por Washington.

Fue liberada poco después, pero las autoridades quieren bloquear la llegada del equipamiento chino a Canadá.

El 11 de enero, Polonia detuvo a un empresario chino, que sería un dirigente local del gigante tecnológico Huawei. Junto a él se detuvo a un cudadano polaco.

Interrogado por la AFP, Huawei no confirmó si el sospechoso era uno de sus empleados y aseguró que “seguía de cerca” estas informaciones.

Huawei, fundado por un antiguo ingeniero del ejército chino, ya está en el punto de mira de varios países, entre ellos Estados Unidos, Australia y Japón, por sospechas de supuesto espionaje. Los tres países le prohibieron establecer una red de internet ultrarrápida, la 5G.

Dejá tu comentario