Sociedad trata | explotación sexual | mujeres

Inmujeres atiende a 140 víctimas de trata y prevé extender el servicio en el interior

El 60% son extranjeras, en su mayoría dominicanas y cubanas, y el 40% son uruguayas, en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) realiza actualmente el seguimiento a 140 mujeres en situación de trata y explotación, a las que acompaña y brinda protección psicosocial y legal.

La directora de Inmujeres, Mónica Bottero, dijo a Subrayado que entre 2020 y primer semestre de 2021, son 40 las mujeres asistidas, y que últimamente ingresaron 14 al servicio.

Bottero describió el perfil de las víctimas. El 60% son extranjeras, en su mayoría dominicanas y cubanas, y el 40% son uruguayas, en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

El director general de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol, Juan Rodríguez, agregó que muchas mujeres tienen problemas de adicciones, lo que constituye un factor de riesgo para la captación por parte de las redes de trata y explotación.

Las organizaciones delictivas, en su mayoría para la explotación sexual, tienen estructuras internas similares y lo que varía es la modalidad de captación de las víctimas, afirmó Rodríguez.

Apuntó a las dificultades de la investigación por la detección de los agentes de captación que trabajan en el territorio. La indagatoria se torna compleja por la trama criminal de las organizaciones en el relevamiento de pruebas para remitir a la Fiscalía y lograr la condena de los responsables.

Desde 2020 a la fecha, Crimen Organizado e Interpol participó en cuatro operaciones, tres por trata interna y una por trata internacional de personas. El trabajo es coordinado con las Jefaturas de Policía del interior, la división Políticas de Género del Ministerio del Interior e Inmujeres.

Bottero afirmó que uno de los objetivos de Inmujeres es ampliar el servicio de atención y seguimiento de víctimas de trata y explotación en el interior. Actualmente, hay unidades en Montevideo y Cerro Largo, y en breve en Tacuarembó y Paysandú. Otro de los desafíos es extender el acompañamiento a hombres en esta situación, un debe, aseguró.

Dejá tu comentario