SociedadPuente San Martín | Fray Bentos

Ingeniero del puente de Génova asesoró en la construcción del Fray Bentos-Puerto Unzué

Riccardo Morandi asesoró al uruguayo Alberto Ponce poco después de inaugurar su principal obra italiana que se derrumbó y mató a 35 personas.

El ingeniero que construyó el malogrado puente de Génova participó del diseño del puente Fray Bentos-Puerto Unzué, informa El País.

Riccardo Morandi (1902-1989) asesoró al autor de la obra Alberto Ponce Delgado, quien estuvo a cargo de las obras entre 1972 y 1976.

El nombre del italiano cobró nueva notoriedad por el desastre ocurrido en la ciudad italiana que se cobró la vida de al menos 35 víctimas.

El estudio Morandi radicado en Roma fue muy influyente en América Latina.

Por eso asesoró entre otros al ingeniero Ponce Delgado.

El uruguayo murió en 2015 y esta fue su principal obra. En su momento fue el puente de hormigón postensado más grande del mundo.

En diversas entrevistas contó las dudas que tenían los vecinos con respecto a una eventual caída del puente, que ha demostrado con el paso de los años que todas esas expectativas no eran fundadas.

Ponce señaló que en su momento para asegurarse total confiabilidad de al obra se hicieron pruebas con camiones cargados de hormigón.

Para terminar de tranquilizar a todos, en medio de ese ensayo, se colocó él y toda su familia en el medio del puente.

inforio-1.jpg
inforio-2.jpg
Las pruebas en el puente San Martín en 1976: camiones cargados con bloques de hormigón
Las pruebas en el puente San Martín en 1976: camiones cargados con bloques de hormigón

UN FRACASO DE LA INGENIERÍA

Luego de la tragedia, varios expertos recuerdan viejas advertencias sobre el puente genovés inaugurado en 1967.

Antonio Brencich, catedrático de Construcción en hormigón armado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Génova, afirma no se puede achacar "ni al material ni al dinero invertido", sino que el problema es "el fracaso de su ingeniería".

El experto dijo a El Mundo que el puente está realizado con una estructura de "hormigón, acero y cables de pretensado" y son estos últimos los que son responsables de su fragilidad, dado su gran nivel de tensado.

"El problema es que muchas personas han considerado este puente como una obra de arte -aunque no yo- y prueba de ello es que soportaba ciclos de mantenimiento de forma continua. Siempre veía a los empleados trabajando, pero no sé exactamente qué hacían. Se ha gastado muchísimo dinero en mantenimiento cuando el problema estaba en el criterio de construcción", aseguró

Entre los trabajos más emblemáticos de Morandi figuran los puentes Américo Vespucio, en Florencia (1957); General Rafael Urdaneta (1962), en Maracaibo, Venezuela; Wadi el Kif, en Libia (1971) y Pumarejo (1974), en Barranquilla, Colombia.

UN ANTECEDENTE TRÁGICO

En 1957 el ingeniero Morandi ganó el concurso para construir el puente General Rafael Urdaneta, que cruza la parte más angosta del lago Maracaibo, en el noreste de Venezuela, y une la ciudad con el resto del país.

Se completó en 1962 y es el segundo más largo de América Latina, sólo por detrás del Río de Janeiro-Niteroi, en Brasil: supera los 8.600 metros de orilla a orilla

Dos años después el Urdaneta sufrió un accidente trágico. El buque petrolero Esso Maracaibo navegaba por la zona y sufrió un desperfecto en su sala de máquina que motivó la colisión con los pilares 31 y 32 del puente. Hubo 7 muertos: iban en 3 autos y un camión que cayeron al vacío.

La reparación demoró 8 meses, pero no sufrió ninguna consecuencia estructural permanente.

Dejá tu comentario