Internacionales India | coronavirus | gobierno

India extiende hasta el 3 de mayo el mayor confinamiento del mundo

La estricta cuarentena vigente desde el 25 de marzo debía terminar este martes en el segundo país más poblado del planeta.

El primer ministro de India, Narendra Modi, anunció el martes la decisión del gobierno de extender hasta el 3 de mayo las medidas de confinamiento general en el país, para contener la propagación de la pandemia del nuevo coronavirus.

El estricto confinamiento de tres semanas, vigente desde el 25 de marzo, debía finalizar a la medianoche del martes en el segundo país más poblado del planeta. Inicialmente fue declarado por tres semanas.

Pero frente a la aceleración del crecimiento de casos de COVID-19 en todo el país, numerosos estados habían exhortado al gobierno central a prolongar la medida.

"Desde el punto de vista económico, hemos pagado un precio elevado. Pero las vidas del pueblo indio son mucho más valiosas", dijo Modi.

India registró 10.363 casos confirmados y 339 muertos, según el último balance oficial difundido este martes.

Estas cifras son probablemente inferiores a las reales teniendo en cuenta el número reducido de tests.

El jefe del gobierno, que empezó su discurso con un fular en la boca y luego se lo puso en el cuello, se felicitó que India decretara el confinamiento a pesar de un número relativamente reducido de casos en su territorio.

Si no se hubiera tomado esta decisión, "la situación de India habría sido distinta. De la experiencia de estos últimos días está claro que la vía que hemos elegido es la correcta", indicó.

El gigante de Asia del Sur está en punto muerto desde fines de marzo con los transportes públicos paralizados y las fronteras entre los estados cerradas.

La dureza del confinamiento dejó miles de camiones varados en las autopistas indias y los empleados de sectores esenciales de la economía no pueden ir a trabajar.

La perturbación de las cadenas de aprovisionamiento crea dificultades en los comercios de alimentos.

El paro de la actividad supone un golpe muy duro para los indios más pobres, que viven al día y tienen pocos ahorros.

Millones de trabajadores temporales se encontraron de pronto sin ingresos y tuvieron que volver a pie a sus pueblos, caminando a veces centenares de kilómetros.

Sin recursos, muchos indios dependen ahora para sobrevivir de la distribución de alimentos de las autoridades o de las organizaciones caritativas.

A partir del 20 de abril, los distritos menos afectados podrían beneficiarse de medidas menos estrictas de confinamiento para retomar parte de la actividad, indicó Narendra Modi en su discurso.

Por otra parte el miércoles se anunciarán nuevas reglas de funcionamiento para sectores esenciales como la industria y la agricultura.

Los analistas esperan un crecimiento de solo entre un 1,5 y un 2% este año en India, inferior al 8% anual que necesita el país para absorber al millón de jóvenes que cada año entran en su mercado de trabajo.

El gobernador del banco central de India, Shaktikanta Das, calificó el coronavirus de "asesino invisible" que podría dinamitar la economía.

Por su parta una asociación de empresas de restauración, un sector que da trabajo a millones de personas en todo el país, advirtió el unes que podría haber "disturbios sociales" si no recibe ayudas financieras.

Dejá tu comentario