Internacionales

Incendios en el Amazonas aumentan la resistencia ambientalista contra Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insinuó que las ONG podrían haber provocado los incendios que afectan a la Amazonía.

denuncias contra la política ambiental del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que sospecha, sin embargo, que muchos incendios pudieron ser provocados por ONGs en "guerra" contra su gobierno.

"Puede estar habiendo, sí, puede, no lo estoy afirmando, una acción criminal de esos 'oenegeros' para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil. Esa es la guerra que estamos enfrentando", dijo Bolsonaro en Brasilia, al tiempo que se realizaba en Salvador (Bahía, nordeste) una conferencia regional sobre cambio climático.

“Esa es la guerra que estamos enfrentando", afirmó a la salida de su residencia oficial en Brasilia.

El mandatario no explicó en qué basaba sus sospechas, pero aseguró que esas organizaciones, que según él representan intereses extranjeros, "están sintiendo la falta de dinero", después de que el gobierno suspendiera recursos que les eran asignados.

"Sacamos dinero de las ONG. De las transferencias de fuera [para la protección de la Amazonía], el 40% iba para ONG. No tienen más. Acabamos también con las transferencias de órganos públicos [a las ONG]", dijo.

"El fuego se prendió, parece, en lugares estratégicos (...) Ni ustedes tendrían condiciones de filmar todos los lugares donde hay fuego y mandarlas para fuera. Por lo que todo indica, fueron allí para filmar y prender fuego. Eso es lo que siento", agregó.

También apuntó contra gobernadores "que tienen connivencia con lo que está sucediendo y le echan la culpa al gobierno federal".

Brasil, bajo la dirección de Bolsonaro, desistió de albergar la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas (COP25), que ahora tendrá lugar en diciembre en Chile.

Bolsonaro, duro crítico de las políticas ambientalistas y promotor de la explotación de recursos naturales en áreas protegidas, lleva semanas en el centro de la polémica por su cuestionamiento de las cifras oficiales del avance de la deforestación en la Amazonía, el llamado "pulmón del planeta".

Su enfoque sobre la selva tropical provocó que Noruega y Alemania suspendieran hace días sus aportaciones a la lucha contra el cambio climático, incluyendo los destinados al Fondo Amazonía.

En la red Twitter, el hashtag #PrayforAmazonas (reza por la Amazonía") era tendencia mundial. Muchos mensajes denunciaron la escasa repercusión hasta ahora de la multiplicación de focos de incendio.

"El pulmón del planeta desde hace 16 días se está incendiando y nos enteramos por redes porque los medios no hablan de ello", denunciaban los usuarios.

Entre enero y el pasado 19 de agosto se han registrado 72.843 focos de incendios foresales en Brasil, 83% más que en el mismo período del año pasado, según el Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

Los incendios en la región amazónica se deben a las quemas provocadas para deforestar un terreno, con el objetivo de convertirlo en área de pastoreo, o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca, que debe acabar dentro de dos meses.

Pero la causa del actual descontrol, según analistas, es el fuerte aumento de la deforestación: 2.254,8 km2 en julio, casi el cuádruple del mismo mes de 2018, según el INPE.

El ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, sostiene en cambio que los vientos fuertes fueron los causantes del fenómeno.

"Tiempo seco, viento y calor hicieron que los incendios aumentasen mucho en todo el país", señaló Salles en su cuenta de Twitter, anunciando el envío de brigadistas para contener los incendios.

Salles fue abucheado al hablar por la mañana en la Semana del Clima de América Latina y el Caribe que se desarrolla en Salvador, un evento preparatorio de la cumbre de la ONU sobre el cambio climático del 23 de septiembre en Nueva York y de la conferencia del clima COP25 que se celebrará en Santiago de Chile en diciembre.

Bolsonaro promueve desde su llegada al poder la apertura de reservas indígenas y de áreas protegidas a actividades agropecuarias y de minería.

ARDE AMAZONAS

Dejá tu comentario