PolicialesFelipe Cabral

Imputan por tráfico de armas al único indagado por el homicidio de Felipe Cabral y queda libre

No hay elementos para acusarlo de homicidio, pero sí por las armas que tenía en su casa. ¿Qué dijo el acusado?

La fiscal Mirtha Morales imputó a un hombre de 77 año de un delito de tráfico de armas. Se trata del único indagado por el homicidio de Felipe Cabral, el joven artista asesinado el sábado 16 cuando le sacaba fotos a uno de sus grafitis en una casa abandonada de la rambla de Punta Gorda.

Desde un comienzo la Policía apuntó la investigación a dos hombres (padre e hijo) que viven en la casa contigua a donde ocurrió el homicidio.

Primero interrogaron a los dos hombres y a una mujer (pareja del hijo) como testigos. De allí surgieron sospechas firmes sobre el hombre mayor, que fue detenido el jueves tras allanar su domicilio y encontrar varias armas, entre ellas dos rifles.

Policía Científica las analizó pero ninguna de ellas resulta ser el arma homicida. De acuerdo a las pericias, la bala que mató a Cabral fue una calibre 9 mm. Hay otras armas que el hombre tiene registradas y no fueron halladas en su casa.

La imputación por tráfico de armas no implica prisión preventiva, ni en la cárcel ni en su domicilio, por lo que el hombre queda en libertad, aunque sujeto a disposición durante 90 días, hasta que se realice el juicio oral por este delito. En ese plazo no puede salir del país.

La investigación del homicidio continúa.

¿QUÉ DIJO EL IMPUTADO?

El hombre indagado por el crimen de Cabral pidió para hablar en la audiencia donde fue imputado por tráfico de armas y negó ser el autor del homicidio.

Dijo que se siente “profundamente agraviado por esta situación” y todo lo ocurrido esta semana le hizo “un daño profundo en la salud”.

“No hay ninguna prueba en mi contra”, le dijo a la jueza Blanca Rieiro, y sobre las armas que tenía en su casa comentó: “las tenía de cuando iba con mi padre a cazar palomas, cuando era joven”.

El hombre contó que tiene su casa en venta y que si la logra comercializar dentro de los próximos 90 días avisará a las autoridades de su nuevo domicilio.

Al finalizar le pidió a la magistrada decir una cosa más: “Es tenebroso estar en una celda”.

MURAL PROPIOS

Dejá tu comentario