AGLOMERACIÓN EN SAN CARLOS

Imputan a policía por lesiones personales y abuso de funciones tras intervención en aglomeración

El hecho ocurrió el 20 de febrero y ya había sido imputado un adolescente por tirar una botella hacia un patrullero.

El caso recayó en manos del fiscal de 2º Turno de San Carlos, Jorge Vaz. El policía no había sido imputado hasta ahora porque luego de los hechos contrajo COVID. La audiencia judicial se fijó esta semana y la Justicia terminó imputado al policía a pedido de Vaz.

El domingo 20 de febrero, próximo a las 5:00, el patrullero recorría la rambla costanera de San Carlos. En ese contexto y próximo a un local bailable había una gran aglomeración de personas. El patrullero, a paso de peatón se acercó al lugar, y le tiraron una botella. Esto hizo que dos policías se bajaran del móvil y uno de ellos realizó dos disparos con una escopeta de munición menos que letal para dispersar la aglomeración.

Una de las balas impactó en una mujer que nada tenía que ver con la situación. Esto, a su vez, generó un ambiente de tensión en el lugar y el policía apuntó con el arma en "actitud amenazante" a varias de las personas, según relató el fiscal Vaz en la audiencia a cuyo audio accedió Subrayado.

Luego el policía se colocó frente al patrullero y siguió empuñando el arma. En ese momento, relató el fiscal, " no había personas cerca de él ni con armas ostensibles". "Si bien la situación era tensa propio de lo que había acontecido, las personas estaban en forma pasiva, mirando lo que acontecía", continuó.

El representante del Ministerio Público también hizo hincapié en que el resto de los policías "estaban en una actitud completamente diferente en forma adecuada y proporcional al contexto":

El policía, en determinado momento, volvió a disparar la escopeta y esa bala impactó en otra mujer que estaba con amigos y de espalda a lo que ocurría. Luego de que la mujer cayó a consecuencia del disparo los otros policías le dijeron que podía denunciar la situación..

El fiscal Vaz argumentó en la sede judicial que la actitud del policía fue "desmedida, desproporcionada y arbitraria". "Realizó disparos en medio de una multitud en forma temeraria, sin tomar en cuenta que con tal actuar era inminente lesionar a terceros que nada tenían que ver con el procedimiento, lo cual efectivamente acaeció".

Vaz pidió a la Justicia la formalización de la investigación contra el policía por dos delitos de lesiones personales en reiteración real con un delito de abuso de funciones. La Justicia hizo lugar al pedido de Vaz y determinó, como medida cautelar, la prohibición de que el efectivo use armas y de que se acerque a las víctimas o al adolescente ya imputado por este caso. Esto por un lapso de 60 días a la espera de la acusación final. La defensa del policía, en tanto, apeló la formalización.

Dejá tu comentario