InternacionalesJhon Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye | Colombia

Hallan culpable al principal sicario de Pablo Escobar del asesinato del dueño del diario El Espectador

"Popeye" Velasquez seguirá purgando penas que se acumulan en su contra. El caso es del año 1986.

La justicia colombiana halló responsable de la muerte del director del diario El espectador, Guillermo Cano, a Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias "Popeye", el jefe de sicarios de Pablo Escobar. El hecho ocurrió en 1986.

"Popeye" estaba preso de nuevo desde 2018 acusado de extorsión y asociación para delinquir.

Estaba en libertad desde 2014, tras haber cumplido 23 años de cárcel por una serie de crímenes ocurridos durante su período junto al jefe del cártel de Medellín.

El sicario reconoció haber matado a por lo menos 300 personas y organizado el asesinato de otras 3.000.

Ahora se le acusa de ser coautor del delito de homicidio agravado contra el periodista.

La medida de "aseguramiento en establecimiento carcelario" fue presentada por una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones de los Derechos Humanos de Colombia.

Según la Fiscalía, la decisión se tomó ante "la presencia de nuevos testimonios de confesos integrantes y colaboradores del extinto cartel de Medellín y otra evidencia recopilada".

La nueva medida fue ordenada para ser cumplida una vez que finalice su actual período de detención en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar.

Guillermo Cano Isaza, que encabezó una lucha frontal contra el narcotráfico y su penetración en las distintas esferas de la política y la economía colombiana, fue asesinado a tiros la noche del 17 de diciembre de 1986 por sicarios del cartel de Medellín.

La misma mafia atacó de nuevo a El Espectador el 2 de septiembre de 1989 cuando un camión bomba fue detonado al lado del periódico, dejando decenas de heridos y las instalaciones parcialmente destruidas.

La Fiscalía también dictó medida no privativa de la libertad contra Gustavo Adolfo Gutiérrez Arrubla, alias "Maxwell", otro de los hombres de confianza de Escobar.

En el caso de "Popeye" hay indicios de su participación en una reunión en la que los cabecillas del cartel de Medellín, entre ellos Escobar, conspiraron para atentar contra Cano Isaza definiendo la forma y quiénes ejecutarían el crimen.

De "Maxwell" se indicó que supuestamente "hizo las labores de inteligencia en Bogotá e identificó los movimientos y rutinas del comunicador".

Con respecto a "Maxwell", la fiscal del caso dispuso que cumpla presentaciones periódicas ante la autoridad competente, prohibición para salir del país, mantener buena conducta individual, familiar y social; no tener contacto ni comunicación con las víctimas, y pagar una caución equivalente a 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Dejá tu comentario