Gremio de la bebida reparará la casa de niño Cero Falta

Esta mañana se reunieron con su madre. Le regalaron una bicicleta, le darán una heladera a gas y le harán la instalación energética. La mujer se niega a irse a la ciudad.

 

La Federación de Obreros de la Bebida se reunió esta mañana con la madre de Mario Rodríguez, el niño Cero Falta, para poner a su disposición algunas comodidades básicas que le hagan más fácil la vida y seguir cumpliendo con sus obligaciones escolares. 

El presidente de la Foeb, Richard Read, dijo a Subrayado que “en la tarde de hoy le vamos a llevar leña porque tienen una cocina a leña pero no con qué prenderla”. Además implementarán una solución para que la vivienda pueda tener alguna instalación energética, ya sea “con un panel solar más grande o con un eólico que cubra la carga de algunas baterías por día”.

Tras conocer la historia y las dificultades que sufren Mario y su madre, los obreros de la bebida también resolvieron regalarle “una heladera a gas” y “una bicicleta nueva” porque la que tenía el niño se rompió. 

“A un botija que estudia y que no falta a la escuela hay que hacer todo lo posible para ayudar a que  llegue a su objetivo”, señaló Read. 

La idea inicial del sindicato era alquilar una vivienda en Minas para que Mario y su madre puedan vivir más cerca de los servicios y que el niño deje de caminar seis kilómetros diarios, atravesando campos, para ir a la escuela. 

La vivienda donde residen está a 12 km de la ciudad y la única vía de acceso es un camino en malas condiciones por las que no pasa ningún ómnibus. 

La idea fue descartada por la madre del chico pues la mujer “tiene un arraigo muy grande al lugar” donde tiene una quinta de la que ambos se alimentan.

Dejá tu comentario