Política Lacalle Pou | GACH | Covid-19

GACH se reúne hoy con Lacalle Pou vía Zoom con planteos para "blindar el mes de abril" ante crisis por casos de Covid-19

La consigna supone buscar soluciones en un escenario a dos velocidades contrapuestas: contagios y vacunación

Entrevistado por Telemundo, Rafael Radi señaló que que los servicios de CTI “están cerca de situaciones puntuales de saturación” en “una semana o más”.

El sistema de CTI en Uruguay -dijo- está “crecientemente desafiado”. En ese sentido apuntó al personal de salud que está en permanente riesgo de contraer covid-19 o se encuentra en cuarentena por contactos directos con enfermos.

Calificó como el “estado situacional más grave” de la pandemia por el nivel de contagio comunitario y la capacidad de respuesta del sistema de salud.

Descartó que el factor fundamental sea la incidencia de la variante brasileña de Covid-19, cuyos estudios señalan que registra el doble de capacidad de trasmisión entre personas.

Señaló que en Uruguay entre 13% y 15% de las muestras corresponden a P1, y sobre todo hay un incremento “intenso” en las fronteras.

“Rivera se está comportando prácticamente como Brasil”, sostuvo. "Brasil hoy es el biorreactor de generación de cepas más grande del planeta Tierra y nosotros tenemos 1.000 kilómetros de frontera seca. Lamentablemente, vamos a tener esa espada de Damocles todo el tiempo con nosotros y por muchos años”, advirtió.

El experto afirmó que el “mes crítico” es abril y que ahora deben concentrarse todas las fuerzas para tratar este momento clave de la pandemia para Uruguay, en el marco de un proceso de vacunación masiva.

“Nuestro objetivo es pasar el otoño, para llegar al invierno con un plan de vacunación muy desarrollado. Abril es un mes decisivo para la marcha de la epidemia en Uruguay”, sostuvo.

Radi aseguró que la pandemia no solo puede mirarse desde la perspectiva de la ciencia. Si fuera por esta variable probablemente se debieron tomar medidas más restrictivas con anterioridad ya que hubieran tenido impacto sobre la trasmisión de virus y su morbimortalidad.

Explicó que es el gobierno el que tiene todos los datos en su poder, ya que pesan otros factores, como el empleo, temas de salud no relacionados con la pandemia y la educación.

Este miércoles, los científicos se reunirán con el presidente Luis Lacalle Pou para analizar nuevamente el contexto de la pandemia.

Sobre el cierre de la educación, que se mantendrá hasta el 9 de abril, y luego continuará en régimen virtual, El integrante del GACH dijo que la situación y el impacto de las medidas aún no se han analizado con el equipo de expertos, pero opinó que se debería analizar la situación durante la primera semana post-Turismo.

Si los casos comienzan a bajar, “los centros educativos tendrían que ser de las primeras cosas en reabrir”, opinó.

LOS NÚMEROS HABLAN

Con el aumento sostenido de casos positivos de Covid-19 de los últimos meses, Uruguay está en la zona de más riesgo según el índice de medición de la Universidad de Harvard, que establece que a partir de 150 casos cada 100.000 habitantes se llega al máximo nivel de trasmisión comunitaria.

En el promedio de dos semanas, Uruguay supera los 320 casos, más del doble de ese límite.

La situación ha provocado reclamos de médicos, de sociedades científicas y de trabajadores de la salud, que pidieron el fin de semana al gobierno que aplique medidas más restrictivas de la movilidad.

Frente a esto, ayer se reunió la cúpula del Grupo Asesor Científico Honorario para analizar el escenario epidemiológico y poder identificar si está comprometida la respuesta sanitaria. En el encuentro solo participaron los tres referentes principales: Rafael Radi, Henry Cohen y Fernando Paganin. Fue una reunión preparatoria para el encuentro con el presidente a realizarse este miércoles.

Si bien el número de contagios por Covid-19 se ha disparado en Uruguay en los últimos meses, si se considera el número de muertes semanales de personas con Covid, Uruguay todavía no ingresó en ese máximo de trasmisión comunitaria. Según los cálculos del matemático Ernesto Mordecki, citados por el diario El País, a lo largo de un período de dos semanas la media fue de 2.53 muertes cada 100.000 habitantes, cuando la OMS establece que debe superar las cinco muertes cada 100.000 para alcanzar la máxima zona de riesgo.

Ante los pedidos de reducir la movilidad al máximo, el 7 de febrero, el GACH entregó al gobierno una serie de medidas, sin necesidad de hacer una cuarentena obligatoria, que no fueron aplicadas hasta el momento.

Entre ellas, el GACH aconsejó el cierre de bares y restaurantes habilitando solo la entrega a domicilio, el cierre temporal de comercios no esenciales, la suspensión de los torneos deportivos profesionales y el toque de queda nocturno.

Dejá tu comentario