Deportes

Fútbol uruguayo en crisis: renunció el Consejo Ejecutivo de AUF

La suspensión del partido Miramar-Peñarol desencadenó la debacle. La tensión con los clubes por temas económicos llevaba meses. Así se despidió Bauzá. Mirá el video.

 

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá y todo el Consejo Ejecutivo renunciaron este lunes, a apenas tres meses del Mundial de Brasil 2014. Lo hicieron a través de un comunicado difundido por AUF dirigido a los clubes. "El Fútbol necesita tomar decisiones y las condiciones político-institucionales no lo permiten", reza el comunicado oficial.

En el mediodía de este lunes, el consejo de neutrales de AUF se iba a reunir para analizar la situación, e intentará convencer a Bauzá de que permanezca en el cargo hasta el fin del Mundial Brasil 2014. La reacción no se hizo esperar e impactó hasta en el sistema político uruguayo.

En la tarde de este lunes, Bauzá fue a la sede de la AUF a despedirse de los funcionarios y se retiró aplaudido (ver video principal).

El suplemento Ovación de El País, informa que la FIFA podría dejar sin Mundial a Uruguay si logra probar que el gobierno de José Mujica presionó para la renuncia del actual Comité Ejecutivo. La nota afirma que FIFA podría llegar a suspender la afiliación de la AUF e impedirle a la selección competir en Brasil 2014.

El Consejo Ejecutivo (Miguel Sejas, Aníbal De Olivera, Fernando Sobral y Donato Rivas) también se alejó de los cargos.

La crisis a nivel directriz del fútbol uruguayo llegó a su clímax este fin de semana, cuando la dirigencia de Nacional amenazó con declarar personas “no gratas” al grupo de dirigentes liderado por Bauzá.

El presidente tricolor Eduardo Ache acusa a la Mesa Ejecutiva de haber favorecido a Peñarol con la postergación del partido ante Miramar. De esta manera se evitó la pérdida de puntos para ambos equipos, ya que sus jugadores se negaron a presentarse en cancha por falta de custodia policial. El partido iba a jugarse en el Centenario.

El viernes último, el gobierno decidió no enviar fuerza de seguridad al Estadio Centenario y al Parque Central. El hecho se produjo después de los incidentes ocurridos en entre hinchas de Nacional y la Policía tras el partido ante Newell's por Copa Libertadores.

Luego de fijada la solución para el Torneo Clausura, Nacional jugó su partido de la fecha ante Liverpool en el Estadio Franzini. Según Ache, AUF se había comprometido a que se jugarían todos los partidos de la fecha durante el fin de semana.

CUESTIONAMIENTOS. Bauzá es considerado el artífice del “proceso Tabárez” de la selección, por más que su ejecutivo entró en funciones cuando el entrenador ya estaba al frente de las selecciones nacionales. No obstante, los buenos resultados conseguidos en Sudáfrica 2010 y en las actuaciones en Sub-20, Sub-17 y Sub-15 fueron capitalizados por su gestión.

Pero desde hace unos meses, la unanimidad que había recogido durante buena parte de su mandato comenzó a erosionarse. Una de las claves de la crisis es que Bauzá quería abrir a un llamado abierto por los derechos de televisación de las Eliminatorias 2018. esto chocaba con la oposición de Tenfield, actual concesionaria. La empresa cuenta con el apoyo de varios clubes, lo que iba a dificultar la consecución de los votos. La intención del actual consejo ejecutivo era conseguir mejores precios por dichos derechos.

Unos ocho clubes de Primera División y por la mayoría de las instituciones de la B Profesional enviaron una misiva pidiendo su renuncia a principios de febrero.

La misiva se enfoca en los manejos económicos, no ilícitos, que los clubes entienden ha realizado la AUF con respecto a los fondos que han llegado tras el 4to puesto de la selección en Sudáfrica 2010.

Según se informó en su momento, reaccionaron ante lo que creen “inoperancia de Bauzá y sus compañeros”. “Han utilizado la imagen de la selección por 4 años, y no han aprovechado el 4to puesto, no fueron capaces de conseguir un solo sponsor fuera del fútbol, ni público ni privado, por tanto han utilizado presupuesto que no correspondía al presupuesto de la selección”, según se señaló en la carta.

También criticaron el sueldo del funcionario, de 20.000 dólares, más 5.000 para viáticos. Los clubes dijeron que no estaba en consonancia con la realidad del pobre fútbol uruguayo. En ese sentido, criticaron la programación de los torneos locales. “Jugamos 6 meses por año y pagamos sueldos por 12, así es inviable continuar compitiendo”, dijeron.

Dejá tu comentario