testimonios

"Fueron 8 segundos de caída": pasajeros llegaron a Uruguay tras turbulencias y contaron sus experiencias

"Pensamos que nos íbamos a pique y que nos moríamos", dijo una de las pasajeras. Varias de las personas que llegaron a Uruguay este martes, contaron cómo vivieron las turbulencias; algunos hablan de "pozo de aire".

El vuelo UX45 de Air Europa partió de Madrid hacia Montevideo con 303 pasajeros. En la madrugada del lunes cuando el avión sobrevolaba el océano Atlántico, próximo al Mar Caribe, una inesperada turbulencia hizo que la aeronave cayera en picada por varios segundos.

Entre los pasajeros hubo pánico; nadie sabia qué pasaba. Varios pasajeros que no tenían colocado el cinturón de seguridad salieron despedidos y unas 30 personas resultaron con lesiones tales como fracturas, contusiones y hasta pre-infartos.

Los daños en la estructura interna del avión se hicieron rápidamente visibles. El avión tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto más próximo, que era el de Natal, en Brasil.

Los pasajeros que tenían lesiones graves fueron bajados rápidamente y trasladados en ambulancias hasta hospitales locales. Los otros, tuvieron que esperar cinco horas en el avión y luego fueron trasladados por tierra, desde Natal a Recife.

La compañía envió otra aeronave a Brasil, que aterrizó este martes a las 7:20 horas en Carrasco, con la mayoría de los pasajeros; a excepción de seis que quedaron en Brasil hospitalizados, según informó Air Europa en un comunicado.

Otros testimonios.

LLEGADA HERIDOS

Un enfermero que viajaba en el avión contó a Subrayado que fue convocado para asistir a los lesionados en el vuelo. "Pensé que se me acababa el mundo, pensamos que nos moríamos", dijo. Y afirmó que también había una doctora. "Estaban llamando por ayuda, en todos lados".

Y una mujer que lo acompañaba, agregó: "Fue un grito desesperado de todo el mundo. Desesperación. Todavía estamos en shock".

Otra pasajera dijo que parecía como si el avión se diera vuelta. Contó que una pareja "perdió al bebé" de 2 años por el avión, durante la turbulencia. "Un hombre quedó incrustado", recordó.

Una mujer dijo: "Fueron ocho segundos de caída, de caos. Ver gente lastimada, volando. Ver cómo el techo de adentro se despegaba. Gente quedó atrapada entre el techo y donde van las maletas".

"El personal y las azafatas se portaron muy bien. Nunca aparecieron los pilotos para decir nada", agregó.

Temas de la nota

Dejá tu comentario