Policiales Luca Ventre | muerte dudosa | Embajada de Italia

Fiscalía de Flagrancia investiga muerte dudosa del empresario que saltó muro de la embajada de Italia

La familia de Luca Ventre cree que murió dentro de la embajada tras ser reducido por los guardias El informe oficial dice que murió en el Clínicas

El fiscal Rodrigo Morosoli investiga la muerte dudosa de un hombre de 35 años dentro de las instalaciones en la Embajada de Italia en Montevideo.

El hecho también está siendo investigado por la justicia en Roma, dado que la persona murió en territorio italiano, de acuerdo a las normas internacionales vigentes.

Las autoridades judiciales de aquel país han solicitado la repatriación del cuerpo una vez que se hayan concluido las instancias en Uruguay. Allá pretenden realizar una nueva autopsia y abrir una investigación.

Acá en Uruguay, la fscalía de Flagrancia quedó a cargo del tema. Ante la eventualidad de una muerte violenta, Morosoli había trasladado el caso a la fiscal de Homicidios Mirtha Morales, pero ésta devolvió el expediente tras interrogar a funcionarios y personal médico.

El fallecido se llamaba Luca Ventre y era padre de un niño de 8 meses, según informó El Observador. Era ciudadano italiano y vivía en Montevideo desde 2012 siendo parte en un negocio familiar. Además trabajaba en la Cámara de Comercio uruguayo-italiana.

Ventre murió el 1° de enero tras saltar las rejas de la embajada y ser reducido por guardias en el patio interno del edificio. El joven concurrió en busca de protección diplomática por razones que no están claras.

La situación fue violenta. Los testimonios coinciden en que estuvo unos 20 minutos en el suelo retenido por los guardias hasta que llegó el personal médico.

Fue enviado al Hospital de Clínicas . La versión oficial es que Ventre entró en silla de ruedas y murió de un paro cardiorrespiratorio. Los médicos intentaron reanimarlo de todas las maneras posibles, incluso aplicándole una inyección de adrenalina.

El hecho también tomó estado público en Italia, Algunos detalles del caso fueron publicados por el sitio FanPage.it

La familia Ventre entiende que Luca murió por asfixia dentro de la embajada a causa del ataque físico de los guardias, un grupo conformado por personal diplomático y del Ministerio del Interior, encargados de la seguridad del predio.

El diario El Observador indica que Fabrizio Ventre, hermano del fallecido, publicó en Facebook un descargo en que señaló la complicidad de los guardias y del personal médico para "escenificar" el episodio, simulando que Luca estaba vivo al salir de la embajada.

En ese sentido, la famiia pidió además un médico legal italiano para realizar otra autopsia, dijo Fabrizio a El Observador.

En la pericia oficial uruguaya, se señala que el cuerpo del fallecido no presentaba fracturas u otras lesiones de gravedad. Había moretones y la explicación de los guardias es que esos rastros se debieron a las maniobras hechas para reducirlo.

El Observador apunta a que Ventre presentaba un edema cerebral. y murió 20 minutos después de comenzar a ser atendido en el Clínicas.

En ese sentido se pidieron pericias ampliatorias para saber si en el episodio hubo ingesta de drogas u otros fármacos que pudieran haber contribuido a su defunción.

Todo el episodio es muy confuso. La reconstrucción de esas horas dan cuenta de la creciente ansiedad de la victima.

Según relata el padre de Ventre al diario El País, Luca temía ser secuestrado, torturado y asesinado. En sus últimos días de vida, Luca estaba muy nervioso a raíz de un supuesto ataque contra él ocurrido en la Unión. Dijo que varias autos lo cercaron y que logró escapar, pero sentía que era perseguido y que el hecho no iba a terminar allí.

Ventre padre escuchó a Luca quien concurrió a la seccional 13 a hacer la denuncia.

Según la reconstrucción que hizo la familia, en la madrugada previa a su muerte, el joven llegó a su casa sobre las 4.30 horas para buscar el pasaporte, pero no lo encontró. Según dijo, quería volver a Italia de inmediato ante lo que consideraba una seria amenaza. En su país natal aun reside su madre.

El 1° de enero a las 7 de mañana, Luca Ventre llegó a la sede diplomática de 26 de marzo y José Benito Lamas, en Pocitos. Se bajó de su camioneta y saltó el muro.

Unos días después, Ventre padre encontró el pasaporte entre las pertenencias de su hijo.

Dejá tu comentario