pandemia

Estudio científico motiva cambio de estrategia británica contra el coronavirus

Boris Johnson corrigió su estrategia contra la pandemia de coronavirus, criticada como poco enérgica. Según un estudio del Imperial College de Londres, la respuesta adoptada hasta entonces habría reducido a la mitad el número de falllecidos.

17 de marzo de 2020, 08:09hs

El ejecutivo de Boris Johnson corrigió su estrategia contra la pandemia de coronavirus, criticada como poco enérgica, a raíz de un estudio según el cual las medidas previstas solo hubiesen permitido reducir las muertes a la mitad, afirmó el martes la prensa.

Según este estudio del Imperial College de Londres, publicado tras la rueda de prensa de Johnson el lunes por la noche, la moderada respuesta adoptada hasta entonces por el gobierno británico habría reducido a la mitad el número de fallecidos respecto a la ausencia total de medidas

El primer ministro conservador llamó el lunes a la población a evitar todo "contacto no esencial" y los "viajes innecesarios", trabajando desde casa y absteniéndose de ir a bares, restaurantes, teatros y otros eventos sociales.

Estas consignas no son de momento obligatorias y las escuelas permanecen abiertas en el Reino Unido, que el martes tenía 1.543 casos confirmados -aunque no realiza test sistemáticos y reconoce que el número de infectados es mucho mayor- y 55 muertos por coronavirus.

Los investigadores del Imperial College, uno de los centros que está trabajando a marchas forzadas para desarrollar una vacuna contra la covid-19, consideran que este confinamiento voluntario permitirá al Reino Unido limitar el número de muertos a "unos miles o decenas de miles".

En opinión de Azra Ghani, una de las investigadoras, si el confinamiento se respeta estrictamente puede haber unos 20.000 fallecidos por coronavirus en el país.

Otro de los autores del estudio, Neil Ferguson, miembro del equipo científico que aconseja a Johnson, afirmó a la radio BBC haber transmitido también sus conclusiones al gobierno estadounidense, que habría reforzado sus medidas en consecuencia.

El principal desafío de esta nueva estrategia es no obstante, según el estudio del Imperial College, mantener las medidas "hasta que haya una vacuna disponible", lo que podría tardar unos 18 meses.

LOS CASOS

El Reino Unido, donde los casos confirmados de coronavirus no alcanzan los 600, tiene "probablemente" en realidad entre 5.000 y 10.000 infectados, estimó el jueves el principal consejero científico del gobierno británico, al tiempo que anunció nuevas medidas de contención.

Llamando a quien tenga síntomas, por ligeros que sean, a quedarse en casa durante 7 días y desaconsejando los cruceros y los viajes escolares al extranjero, el ejecutivo británico tomó medidas mucho menos drásticas que algunos de sus vecinos europeos.

No se decidió así restringir los viajes ni los eventos, por grandes o pequeños que sean, interiores o exteriores.

"Estamos en una trayectoria que indica que podríamos estar unas cuatro semanas detrás de Italia y algunos otros países de Europa", explicó el consejero científico Patrick Vallance, cuando el país registró su décimo fallecimiento por el COVID-19.

El Reino Unido tenía el jueves 590 casos confirmados. "Si se calcula lo que realmente significa en términos del número total, es mucho más probable que tengamos entre cinco y diez mil personas infectadas en este momento", subrayó el experto en rueda de prensa junto al primer ministro Boris Johnson.

El objetivo de estas medidas es retrasar el momento máximo de la epidemia hasta pasado el periodo invernal, en que el sistema público de sanidad británico está muy solicitado.

Johnson hizo hincapié en que el COVID-19 es, contrariamente a lo que piensan algunos, una enfermedad "más peligrosa que la gripe" y el gobierno busca "salvar vidas".

Pero ante las críticas por la levedad de las medidas, él, Vallance y el consejero médico del gobierno Chris Whitty insistieron en la necesidad de "tomar las decisiones correctas en el momento correcto".

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario