Internacionales ejecución | pena de muerte | blanco | condenado | justicia | Asesinato | Estados Unidos

Estados Unidos llevó a cabo este martes la primera ejecución federal en 17 años

El supremacista blanco Daniel Lewis Lee fue ejecutado utilizando la inyección letal. Fue sentenciado en 1999 a pena de muerte por el asesinato de una pareja y una niña de ocho años.

Estados Unidos llevó a cabo este martes la primera ejecución federal en 17 años después de que la Corte Suprema autorizara el procedimiento, informó el Departamento de Justicia.

"Daniel Lewis Lee fue ejecutado utilizando la inyección letal", informó la prisión de la localidad de Terre Haute, en Indiana, donde estaba el condenado.

Lee, que era un supremacista blanco, fue condenado a la pena capital por el asesinato de una niña y sus padres en 1996 en medio de un robo para obtener fondos para la "República de los pueblos arios".

lewis.jpg

En sus últimas palabras, Lee proclamó su inocencia, según un periódico local que estuvo en la ejecución. "Están matando a un hombre inocente", dijo Lee, según el diario The Indianapolis Star.

La ejecución de Lee estaba prevista para el lunes pero la jueza de distrito Tanya Chutkan ordenó suspender la sentencia horas antes para permitir impugnaciones a los protocolos de la inyección letal, que se aplicará a ese y a otros tres condenados a muerte por delitos federales.

El Departamento de Justicia apeló inmediatamente la sentencia de Chutkan y la Corte Suprema le dio la razón este martes de madrugada.

El gobierno del presidente, Donald Trump, anunció en julio de 2019 que la administración federal iba a volver a usar la pena capital, poniendo fin a la moratoria que estaba en vigor desde 2003.

"No lo hice"

Lewis Lee, de 47 años, fue ejecutado. Sus últimas palabras fueron: “No lo hice. Cometí muchos errores en mi vida, pero no soy un asesino. Están matando a un hombre inocente”, según los testigo.

Fue sentenciado en 1999 a pena de muerte por el asesinato de una pareja y una niña de ocho años.

Lee y su compañero supremacista blanco Chevie O’Brien Kehoe fueron acusados de los asesinatos. Ellos querían robar armas del comerciante William Mueller para financiar la fundación de una “república de los pueblos arios“ y terminaron matando a la familia.

Kehoe fue condenado a cadena perpetua. Los funcionarios del Departamento de Justicia en Washington anularon la decisión de los fiscales de buscar el mismo castigo para Lee.

Earlene Peterson, de 81 años, es la madre de Nancy Mueller y la abuela Sarah, dos de las víctimas de Lee. Peterson, junto con otra hija y nieta, presentó la petición inicial para suspender la ejecución de Lee. Peterson está en contra de la ejecución e incluso ha pedido a Trump que conmute LA pena a cadena perpetua sin libertad condicional.

“Sí, Daniel Lee dañó mi vida, pero no puedo creer que quitarle la vida vaya a cambiar nada de eso”, dijo Peterson en un comunicado en video en septiembre. “No sé cómo ejecutar a Daniel Lee honrará a mi hija, de ninguna manera. De hecho, ensucia su nombre porque ella no estaría de acuerdo y yo no lo quiero”.

El apoyo a la pena de muerte ha descendido entre los estadounidenses, ya que actualmente solo un 54% está a favor de su aplicación, en comparación con alrededor del 80% expresado a principios de la década de 1990. Solo un puñado de estados, especialmente en el sur conservador, todavía la utiliza.

En 2019 se registraron en Estados Unidos 22 ejecuciones de reos.

La mayoría de los delitos se juzgan a nivel de los estados, pero los tribunales federales suelen ocuparse de los actos más graves (como ataques terroristas, crímenes racistas...) o los cometidos en bases militares o en reservas indígenas.

Dejá tu comentario