InternacionalesUnión Europea | Mercosur | Emmanuel Macron

En Francia comenzó la guerra contra el acuerdo Mercosur-Unión Europea

Ecologistas, empresarios, agricultores y hasta legisladores del gobierno hacen frente común ante el ingreso de productos fitosanitarios sobre todo de Brasil

El presidente francés Emanuel Macron puso paños fríos a la firma del acuerdo Unión Europea Mercosur, al recibir fuertes críticas hacia la forma en que producen los cuatro países sudamericanos, informa este lunes el diario Clarín.

Macron prometió una “evaluación completa” ante las quejas de ecologistas, agricultores y políticos quienes cuestionan el futuro ingreso de productos fitosanitarios.

Para estos sectores, el convenio suscrito es un “regalo envenenado” que el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, les dejó a los franceses antes de la renovación de las autoridades.

Para Francia, habilita el ingreso de casi 240 productos fitosanitarios utilizados en el Mercosur, que estaban prohibidos en la UE.

Tres criterios serán tenidos en cuenta en este análisis: la protección de la ganadería, bovina en particular; de ciertas filiales agrícolas y el respeto a los acuerdos climáticos de París.

El camino del acuerdo no termina con la firma. Cada país debe ratificar en sus parlamentos los términos. También deben confirmarlo con parlamentos regionales.

Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay han celebrado como si estuviera finalizado, entienden en Francia, el país de la Cumbre Mundial del Cambio Climático.

A Macron las críticas lo tomaron de viaje de regreso desde Osaka, Japón, donde tuvo lugar el G-20.

El mandatario se vio obligado a bajar el tono: "Siempre dije que un buen acuerdo comercial es bueno para nuestras empresas y empleos. Este acuerdo permitirá abrir mercados agrícolas e industriales y proteger nuestras indicaciones geográficas. En este estadio, el acuerdo es bueno".

Macron se mostró orgulloso de que Jair Bolsonaro, su par brasileño, no se fuera del acuerdo del clima de París.

La resistencia a la decisión de Macron no vendrá solamente de los ecologistas, que ganaron las elecciones europeas, sino de su propia mayoría o su ex ministro de medio ambiente, el mediático Nicolas Hulot, cuando se acercan elecciones municipales y regionales.

En ciertas filas, se duda "de la coherencia ecológica de este acuerdo". Aseguran que los países firmantes "tienen la agricultura más nociva del mundo".

"El presidente no tiene un entusiasmo desbordante por los contenidos agrícolas de este acuerdo. El ha pedido un estudio independiente sobre los impactos reales Lo vamos a discutir", dijo Jean Baptiste Moreau. diputado oficialista.

"Después viene la ratificación por los 27 estados miembros de la Unión Europea, luego la ratificación del Parlamento Europeo. Yo veo mal al Parlamento Europeo, con el equilibrio de fuerzas que tiene hoy, ratificar el acuerdo con el Mercosur".

"Brasil está en una situación agrícola catastrófica, con suelos estériles por el uso masivo de productos fitosanitarios de toda clase", agregó.

En particular, el acuerdo con Bolsonaro enfurece a los diputados franceses.

"Vergüenza a la Comisión Europea de pactar con Jair Bolsonaro, que ataca a los demócratas, a las mujeres, a los LGTB y a la Amazonia y que ha homologado 239 pesticidas desde enero pasado. Los verdes europeos pelearemos para bloquearlo", alertó Yanick Jadot, dirigente del Partido Verde europeo que ganó las últimas elecciones.

El riesgo que tiene el acuerdo para ser ratificado es que van a tratar de construir un frente común, "que va desde los ecologistas a los agricultores", aseguró Delphine Batho,.

Para Hulot, ex ministro de ecología francés que renunció durante una entrevista en la radio, "el libre mercado es el origen de todas las problemáticas ecológicas". Considera al acuerdo "incoherente" con los objetivos de recalentamiento climático.

"No entiendo cómo podemos firmar este acuerdo. Este tipo de decisión política muestra que no tenemos ningún acercamiento sistémico global a la lucha contra el cambio climático. Estamos lejos de la coherencia. Por una parte, crea dudas sobre las intenciones y las declaraciones políticas, de acuerdo a las prácticas de la realidad", dijo en una entrevista con el diario Le Monde.

Luego apuntó al presidente brasileño: "Dejamos a un presidente, Jair Bolsonaro, destruir la Amazonia, sin la cual no tenemos ninguna capacidad de ganar la batalla climática. Ella representa sola diez años de emisiones mundiales de efecto invernadero. Yo no veo cómo se puede firmar un acuerdo con un país que se burla de estos objetivos. Esto prueba que no se ha tomado en cuenta la medida y, sobre todo, que estamos lejos de la coherencia".

Dejá tu comentario