ANTECEDENTES DESDE 2012

El prontuario de Sebastián Marset: receptación, tenencia de estupefacientes, narcotráfico y homicidio

El líder narco estuvo vinculado al mundo delictivo y tiene antecedentes desde 2012. Es señalado como el ideólogo del crimen del fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

17 de agosto de 2022, 19:19hs

Sebastián Marset se encuentra vinculado a diferentes delitos en Uruguay desde 2012, aunque empezó a estar bajo la lupa en los últimos años, por su participación en el mundo del narcotráfico.

Desde ese año, comenzó a acumular antecedentes penales, fruto de diferentes delitos en los que se vio involucrado: receptación, tenencia de estupefacientes, narcotráfico y homicidio. Este último, fue el que lo llevó a alejarse de Uruguay, y desembarcar en 2019 en Paraguay.

En 2018, concretamente el 14 de agosto, diferentes pruebas policiales apuntan a que Marset asesinó a tiros su mejor amigo, en el balneario Las Toscas. Para los investigadores, el móvil de aquel crimen fue la traición, porque el ahora fallecido le había robado dinero y droga al prófugo.

Luego de varios interrogatorios, acusaciones fiscales, y testimonios de allegados al fallecido, el ahora prófugo quedó en libertad y la causa fue archivada, por no encontrarse pruebas suficientes para su acusación final.

Eso, precipitó la partida del hombre a Paraguay, donde comenzó a moverse en el mundo narco y logró crear su propia estructura criminal, que lo llevaría a ser el cabecilla del denominado PCU: Primer Comando Uruguayo

Desde allí, operó y se supone que traficó miles de kilos de cocaína a Europa y Estados Unidos, según las investigaciones de la Secretaría Antidrogas de Paraguay.

Desde esa posición, Marset lideró diferentes hechos que sacudieron a varios países de la región, entre ellos Colombia, cuando dos hombres armados llegaron a una playa en Cartagena y asesinaron al fiscal paraguayo de Estupefacientes, Marcelo Pecci. Justamente, este fiscal, formó parte de la mayor operación contra el narcotráfico en Paraguay: "A Ultranza Py".

ASESINATO DE PECCI

El martes 10 de mayo, Marcelo Pecci estaba disfrutando de las playas colombianas junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera, quien minutos antes del crimen le confesó a su marido que serían padres, tras confirmar su embarazo.

Sobre las 10:15 de la mañana, dos hombres que se movilizaban en una moto de agua, fueron en busca de Pecci y lo ultimaron con tres tiros, uno de ellos en el cráneo. En segundos, la noticia de que habían matado al fiscal de Estupefacientes de Paraguay, había recorrido el mundo.

Tras una intensa búsqueda por diferentes lugares de Colombia, así como por las áreas fronterizas de ese país, a comienzos de junio se pudo confirmar que los responsables de fraguar y posteriormente matar a Pecci eran de origen colombiano y venezolano.

Así fue, que cinco de ellos fueron a parar a la cárcel luego de que fueron capturados en Medellín, en un megaoperativo policial. Wender Still Scoth Carrillo, Eiverson Zabaleta Arrieta, María Isabel Londoño, Cristian Camilo Monsalve y Francisco Luis Correa Galeano fueron los capturados.

El plan fue fríamente calculado y los hoy presos por el delito ya tenían sus roles definidos. Marisol Londoño y su hijo Cristian Monsalve, eran los encargados de seguirle la pista a Pecci e informar todos sus movimientos mientras estaba en Cartagena. Eiverson Zabaleta era el encargado de manejar el vehículo en el que se transportaron para quitarle la vida al fiscal, mientras que Gabriel y Wender Still Scoth serían los que terminarían por ejecutar el plan.

Estos fueron quienes confesaron en las últimas horas, tras un acuerdo para que se les rebaje la pena que tendrán que cumplir en la cárcel, que el uruguayo Sebastián Marset fue el ideólogo del sicariato que tenía un costo de 500.000 dólares.

ASESINATO FISCAL

Dejá tu comentario