Policialescocaína

El camino de la cocaína que se transporta desde Uruguay se inicia en Bolivia

Ante la notable cantidad de casos de narcotráfico conocidos en los últimos días, las fiscalías analizan las distintas rutas de la droga

La justicia investiga el origen de los últimos dos cargamentos de cocaína incautados en Europa provenientes de Uruguay.

La fiscal de la Ciudad de la Costa, Patricia Rodríguez, indaga cómo se cargó el Gulfstream en Carrasco y cómo fue la ruta anterior de la droga valuada en 180 millones de dólares.

Hay siete personas indagadas, funcionarios de la Fuerza Aérea. Por el momento la fiscal no presentará ninguna acusación.

El jet cargado con 603 kilos de cocaína llegó a al aeropuerto Mulhouse-Basilea con un cargamento que tiene origen boliviano, según El País que cita fuentes de la investigación.

Este aeropuerto, situado al este de Francia, está muy cerca de la frontera con Suiza y Alemania, y es estratégico para los cárteles.

La pregunta es qué papel juega Uruguay en esta ruta y cómo actúan los cárteles en los centros de entrada y salida a país.

La nota señala que la droga antes de entrar por Fray Bentos, Paysandú, Bella Unión o Salto, atraviesa seis provincias argentinas desde la frontera boliviana con Jujuy, y se guarda en centros de acopio bonaerenses.

Hay un segundo posible origen de la cocaína que es Paraguay, pero los volúmenes son muy menores respecto a Bolivia.

De hecho, el caso más reciente, las 854 kilos de cocaína incautadas en Parque del Plata, también es de origen boliviano, señala el diario.

Las autoridades hasta el momento han detenido a tres personas. El primero fue un sereno (que cobraba 5.000 pesos e jornal) que custodiaba el cargamento, y en dos allanamientos posteriores cayeron dos jóvenes salteños, presuntamente choferes de los vehículos que transportaban la droga.

Todo el trayecto se hace preferentemente en camiones, señalan fuentes de investigación.

Sin embargo, se registran casos en los que la carga se tira desde los aviones.

Un ejemplo sucedió hace pocos días, cuando fue procesado por asistencia al narcotráfico un peón rural en Artigas al ser detenido con 3 kilos de la droga que había sido tirada al campo por un avión.

Respecto al cargamento marítimo que fue incautado en Hamburgo, el barco proveniente de Uruguay llevaba soja.

Alemania considera que el contenedor de 4,5 toneladas de droga llevado por el barco Gran Bennin, fue cargado con drogas en Santos, Brasil, señala El País.

Un caso similar había ocurrido en abril pasado, cuando fueron incautados en Hamburgo 440 kilos de cocaína transportadas en un barco que, en coincidencia, había pasado por los puertos de Montevideo y Santos. En este caso el cargamento original era de arroz.

En aquel momento también se concluyó que la droga había sido subida en el recinto paulista.

La fiscal Mónica Ferrero reúne hoy al equipo de investigación, señala TNU.

.La Dirección de Drogas quiere que la fiscalía especializada tenga jurisdicción en todo el país.

Dejá tu comentario