Showcine

"Duro de matar" cumplió 30 años

Película que renovó el cine de acción y convirtió a Bruce Willis en héroe del género, descalzo y en musculosa. Pero originalmente no iba a ser tenido en cuenta para el personaje.

Un policía de Nueva York visita a su esposa en Los Ángeles, quien celebra la fiesta navideña con sus compañeros de trabajo en el Edificio Nakatomi.

Un grupo de personas armadas toma a los invitados como rehenes. El policía John McClaine, solo y fuera de servicio, entra en acción.

Lo curioso es que varios actores rechazaron ser protagonistas de esta historia dirigida por John McTiernan. Entre ellos el musculoso Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone, y luego Burt Reynolds y Richard Gere.

Bruce Willis estaba en la lista de candidatos. Hasta entonces era reconocido sólo por participar en la comedia televisiva “Luz de luna”.

A su debut se sumó el del británico Alan Rickman en el rol del villano, acompañado por el famoso bailarín Alexander Godunov.

Los comentarios le dieron al film el estatus de clásico del cine de acción, y luego originó cuatro secuelas y hasta un cómic.

“Duro de matar” fue el sello de una generación que creció con héroes de carne y hueso en la pantalla.

A 30 años de su estreno el film le dio gran popularidad a Bruce Willis, como el detective descalzo y en musculosa, que hará todo lo posible para aniquilar a los terroristas y salvar a su mujer.

Es un antihéroe violento y con experiencia, subestimado por sus enemigos, pero dueño de muchas balas, explosiones y varias frases memorables.

Temas

Dejá tu comentario