IMM

Director de Salubridad sostiene que puede haber "explosiones de mosquitos" tras altas temperaturas

La Intendencia de Montevideo, junto a la Universidad de la República, estudia qué tipos de virus portan los mosquitos presentes en la ciudad.

La Intendencia de Montevideo (IMM) trabaja para analizar la población de mosquitos aedes aegypti que habita la ciudad. Además, incorporan trampas para mosquitos adultos, así como moscas, y estudian qué virus portan.

En cuanto al aedes aegypti, que contagia el dengue, las autoridades controlan su población a través de trampas (ovitrampas) que atrapan huevos del insecto.

En la capital, hay unas 150 instaladas. “Lo que hacemos es detectar la cantidad de huevos que ponen los mosquitos y con eso tenemos una idea de la densidad de la población” del mosquito, indicó el director de salubridad de la IMM, Hugo Rousserie.

“No es que lo encontremos, el Aedes Aegypti ahora es un habitante normal de la fauna de mosquitos tanto de Montevideo como del país”, agregó y resaltó la importancia de que no existan focos en los que los mosquitos puedan poner huevos y reproducirse.

Ante la escasa lluvia, Rousserie explicó que es necesaria la presencia de agua para que los huevos se transformen en larvas y estas pasen la etapa a mosquitos adultos. Pero que las temperaturas elevadas “ayudan a que sucedan las explosiones de mosquitos”, y que los huevos “pueden resistir mucho tiempo y cuando llega una carga de agua suficiente, ahí aparecen todos al unísono, como bandadas de mosquitos”.

El trabajo no culmina con el dengue. Sino que a raíz de las nuevas trampas que instalan para mosquitos y moscas adultas, investigadores de la comuna, así como de la Universidad de la República, trabajan en detectar qué otros tipos de virus están estos insectos.

Las trampas emiten calor y anhídrido carbónico, dos elementos que desprenden los mamíferos y que los mosquitos detectan para alcanzar a sus presas.

“Son trampas que emiten anhídrido carbónico, además tienen una luz diseñada a una longitud de onda específica para atraer el máximo de insectos posible, y trabaja con una abertura que tiene un ventilador, que impide que los mosquitos que se capturan salgan afuera. Se va a dejar 24 horas en cada punto de muestreo. A las 24 horas se ultracongela la muestra para hacer el trabajo de diagnóstico viral, además de saber bien cuál es la población que tenemos en la ciudad que no la tenemos clara”, explicó el jerarca.

Dejá tu comentario