Deportes Mundial 2014

Detrás de los penales de Holanda, hay un matemático español

El éxito del arquero Tim Krul no fue suerte o una maniobra distractiva del técnico. Están las teorías del matemático que inspiró la película "una mente brillante"

¿Quién dijo que los penales son una lotería? Holanda no piensa así y le ha ido muy bien. Y si no habría que revisar qué pasó ante Costa Rica.

Al principio se creyó que cambiar a los arqueros al final del tiempo suplementario fue nada más que un golpe de efecto del astuto Louis Van Gaal para intimidar a los ejecutantes ticos.

Tim Krul, jugador de la Premier League, apareció en cancha simulando ser un experto en atajar penales. Se paseo con su metro 93 centímetros, retuvo la pelota y habló con todos los jugadores que se instalaban Sin embargo, hasta entonces, había logrado detener dos de 20 penales en su todavía corta carrera.

Pero nada era improvisado. Holanda venía preparándose para estas instancias en el Mundial de Sudáfrica. De hecho el gol de último momento de Iniesta -que consagró a España- impidió que los naranjas pusieran en práctico el fruto de un esmerado estudio del modus operandi desde el punto penal.

Se trata del catedrático español, Natxo Palacios-Huerta, el equipo holandés se tenía estudiado a la perfección cómo iban a ejecutar los penales los lanzadores de Vicente del Bosque, y cuáles eran las probabilidades del arquero Iker Casillas.

El profesor de la prestigiosa London School of Economics, natural de Baracaldo y exfutbolista del equipo local, colaboró con Holanda. El hecho fue divulgado en un capítulo del programa Informe Robinson titulado “El penal de Nash”, informa hoy iProfesional.com.

El matemático español aplicó la famosa teoría de juegos del científico estadounidense John Forbes Nash, que le valió un premio Nobel en 1994 e inspiró la película “Una mente brillante”.

EN LA NBA. La misma explica, a grandes rasgos, las interacciones entre unos incentivos (los llamados “juegos”) y llevar a cabo procesos de decisión. A partir de allí se trazan las estrategias más factibles en esas situaciones y el comportamiento individual previsto de los protagonistas.

“Todos los equipos de la NBA tienen de dos a cinco personas dedicadas sólo a esto; y en el fútbol, que es el deporte más dinámico de todos, acabará llegando, y dentro del deporte, los penaltis son el ejemplo ideal para aplicar la teoría de Nash”, explicó Palacios-Huerta en el programa.

Para realizar su trabajo inicial, Palacios-Huerta recogió en video, más de 1.400 penales de las ligas española, italiana e inglesa. A través de este estudio alcanzó como resultado, que las dos predicciones de la teoría funcionan bien estadísticamente.

De acuerdo con un compañero de Palacios-Huerta, “la primera probabilidad es que los profesionales tiran aleatoriamente, de forma que es imposible predecir el futuro usando la secuencia pasada de penaltis.

La segunda -agregó- es que los delanteros zurdos tienden a tirar a su lado ‘natural’, que es la izquierda del arquero, mientras los diestros a la derecha del portero.

A su vez, los porteros tienden a tirarse al lado natural del delantero, y las probabilidades con las que actúan son tales que las dos estrategias resultan en que para cada uno de ellos, las probabilidades de éxito en los dos lados se ecualizan, explicó.

De esta forma, se concluye que hay un equilibrio en los penales que dicen que un 80 % es gol y un 20 % se fallan. El 60 % de las veces los jugadores eligen su lado natural, y los porteros casi siempre hacen lo mismo en su parte.

Natxo Palacios-Huerta encontró la fórmula para romper ese equilibrio y resultar determinante en situaciones de máxima tensión.

Natxo probó la teoría con el Chelsea en la final de la Champions ante Manchester United, equipo, este último, que sería el campeón. En el estudio se había analizado la forma de ejecutar de Cristiano Ronaldo, quien casualmente fue el que falló en su equipo, y del arquero Edwin Van der Sar,.

Pero, claro, hay factores imprevistos, por ejemplo que pateara Nicolás Anelka, y entonces el resultado no fue el óptimo.

Años más tarde, en la final del Mundial de Sudáfrica 2010, el informe era completo y el que lo tenía en sus manos era el arquero suplente de Holanda, que tenía anotado en un papel, cómo ejecutaban los penales los jugadores españoles, y cuáles eran las posibles intenciones de Casillas.

El servicio había sido ofrecido por Palacios-Huerta a Inglaterra, Argentina y España, pero a nadie le interesó.

El que sí respondió positivamente fue Holanda. En ese entonces, no lo pudo llevar a cabo, pero ahora, la inclusión de Tim Krul minutos antes de que se realice la tanda de penales ante Costa Rica parece tener más sentido.

Temas

Dejá tu comentario