salud pública

Detectan un caso de rabia animal en un gato de Salto; mirá qué tener en cuenta

El animal doméstico tuvo un comportamiento agudo con agresividad, y murió, según informó Salud Pública.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) informó este sábado sobre la detección de un caso de rabia animal, en un gato de la ciudad de Salto. "Se trata de un animal doméstico en el que se observó un cambio de comportamiento agudo con agresividad, falleciendo bruscamente", señaló la cartera en un comunicado.

El último caso de rabia humana que había registrado Uruguay, fue en 1966 en Montevideo. Y el último de rabia canina fue en 1983 en Roha. El virus tiene un ciclo aéreo en murciélagos hematófagos (2007 y 2008 en Rivera, Artigas y Tacuarembó, 2014 en Cerro Largo) e insectívoros desde 2008 en casi todos los departamentos. Eso, indicó el MSP, "representaba un riesgo latente de la potencial transmisión de la enfermedad a otras especies y al hombre".

Este hallazgo constituye la primera confirmación de un salto de especie en Uruguay. "Es necesario comprender la importancia de esta situación y manejarla adecuadamente entre todos", pidió el ministerio.

Y agregó: "Es importante comprender que la rabia no es una enfermedad del pasado, que su evolución en humanos de no tratarse adecuadamente es letal, que es necesario asegurar la vacunación de nuestras mascotas, evitar los accidentes por mordedura y consultar en forma inmediata ante toda exposición de riesgo (arañazo, mordedura) para recibir las recomendaciones adecuadas y oportunas por parte de un profesional de salud".

El MSP y el Ministerio de Ganadería iniciaron tareas para controlar el foco y así evitar nuevos casos, tanto en humanos como en animales. Trabajan en un radio de 500 metros del lugar donde estaba el gato.

"Equipos de ambos ministerios ya están recorriendo el área buscando personas mordidas y contactos animales con el caso de rabia para asegurar su correcta atención, aplicar vacuna antirrábica a caninos y felinos de la zona y medidas de educación sanitaria".

El MSP pidió colaboración a la población en notificar sobre animales sospechoso de rabia (mordedores, muerte en forma repentina o con síntomas nerviosos sin un diagnóstico). Además pide que vacune a perros y gatos con la dosis antirrábica, desde los 3 meses.

Las personas deben consultar al médico, en caso de ser mordidos por animales, por más leve que sea, en forma inmediata. Y se debe informar al profesional si el animal mordedor es perro o gato.

"Si bien la vacunación antirrábica post-exposición es gratuita, solo se administra con una orden médica. Es importante hacer un buen uso de este insumo ya que se trata de un recurso de producción fuera del país por lo que la indicación debe ser ajustada a la situación evaluada por el profesional y debe completarse en las dosis y plazos recomendados según protocolo de forma de minimizar el riesgo (4 dosis los días 0, 3, 7 y una cuarta dosis entre los 14 y 28 días)", aclaró el MSP.

Temas de la nota

Dejá tu comentario