PolíticaEnvidrio | Movimiento de Participación Popular (MPP) | Daniel Placeres

Daniel Placeres renuncia a su banca de diputado para concurrir a juez penal

Se anticipó a la discusión del MPP sobre su desafuero. "Confiamos plenamente en la inocencia de nuestro compañero", señala el sector.

Daniel Placeres renunció a su banca de diputado para ser sometido a la justicia penal en un caso sobre conjunción del interés público y privado relacionado con la empresa Envidrio, de la que el legislador fue directivo.

El Movimiento de Participación Popular (MPP) iba a decidir este lunes sobre el desafuero del diputado y el martes lo iba a hacer la bancada del Frente Amplio.

En un comunicado publicado en Twitter, el sector apoyó la decisión de Placeres.

Embed

El diputado Alejandro "Pacha" Sánchez -uno de los más influyentes del sector, expresidente de la Cámara de Diputados- destaca el gesto político de Placeres de no acogerse a los privilegios de su condición.

Embed

Placeres es acusado de votar beneficios como diputado para la empresa Envidrio de la que fue director hasta 2015.

En el pedido de procesamiento el fiscal destaca que benefició a su hijo y a un hermano que trabajan en Envidrio, al proponer y votar la extensión del seguro de desempleo para los trabajadores de la cooperativa.

El fiscal Luis Pacheco espera que se resuelva su desafuero para actuar. Su idea es proponer su procesamiento sin prisión.

Al mismo tiempo el fiscal desestimó el resto de las denuncias sobre los negocios con Venezuela, y su participación en los préstamos del Fondes e Inefop.

“Yo pertenezco al sector, no estoy acá como unipersonal. En lo personal, el tema del desafuero, yo fui en dos instancias a la Justicia, me presenté en la Justicia. Yo no tengo ningún problema con la Justicia, creo que la Justicia tiene que actuar”, dijo Placeres ante la inminente nueva citación.

Placeres comparó su actitud con la que toman otros legisladores: “También es importante destacar, porque muchas veces no se pregunta, cuál es el rol del legislador. Uno debería preguntarse entonces, los legisladores que votan seguros de paro en su departamento, ¿no hacen política de esto?”

DE CRISTALERÍA A LA CHACRA Y DE LA CHACRA AL PODER

Daniel Placeres es un hombre del riñón de José Mujica. Es tan cercano que ha vivido en la chacra del líder del MPP por más de 15 años.

Se conocieron durante la crisis de 2002, cuando Placeres era empleado de Cristalerías del Uruguay y la planta enfrentaba una huelga que duró más de un año.

En 2004, ya con ayuda del senador José Mujica, había conseguido la primera inyección de capital para lo que sería la cooperativa Envidrio, fundada sobre la infraestructura de Cristalerías.

En 2005, Placeres (Montevideo,1965) ingresó a la Junta Departamental de Montevideo como edil del MPP. Actualmente es diputado por el mismo sector.

En 2006, era edil e integraba la dirección de la empresa Envidrio, que había firmado un contrato con la Intendencia de Montevideo para instalarse en el Parque Tecnológico Industrial (PTI) del Cerro.

Cuando comenzó a ser investigado por la causa, Placeres intentó despegarse de la dirección de la cooperativa. Pero en una presentación de la empresa, el dirigente figuraba en un certificado notarial que Placeres era integrante de la misma.

Dos años más tarde, una comisión de la Junta de Montevideo trató el tema. Un informe de la IMM concluyó que ambos cargos eran incompatibles.

Un nuevo certificado notarial expresó que Placeres no integraba la empresa y no recibía sueldo. El hecho no generó consecuencias políticas ni penales para el entonces edil.

Placeres dejó Envidrio oficialmente en 2015, cuando la empresa ya estaba virtualmente fundida y sin mercados dada la crisis en Venezuela.

Durante un década Envidrio recibió un financiamiento extraordinario.

Consiguió préstamos del Fondo de Desarrollo (Fondes) por 11.5 millones de dólares para reactivar su planta. La justicia de Crimen Organizado siguió de cerca otras inyecciones de capital.

Una de ellas fue de 6 millones de dólares -también vía Fondes- para financiar una empresa mixta venezolana Venvidrio surgida del acuerdo entre gobiernos.

También en la causa se constató el pase de 1.5 millones de dólares del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (inefop), que depende del Ministerio de Trabajo.

LAS DENUNCIAS DESESTIMADAS

El nombre de Placeres a nivel parlamentario no trascendió mucho hasta que el Partido Nacional comenzó a denunciarlo por presunto tráfico de influencias en los negocios con Venezuela.

Se le acusó de favorecer a la empresa intermediaria del rubro alimentario Aire Fresco, una empresa cuyos rostros visibles eran Carlos Decia y Omar "Murmullo" Alaniz, personas que estuvieron vinculadas al Movimiento Liberación Nacional - Tupamaros, y que actualmente son allegados al MPP.

Decia fue además administrador del Fondo Raúl Sendic.

En el caso de Placeres sus contactos con Venezuela se multiplicaron durante la Administración Mujica por su activa participación en los negocios a través del Fondo Bolívar-Artigas.

Reconoció que durante esos años viajó 85 veces a Caracas.

Dejá tu comentario