Cuatro policías declaran por muerte del joven en Santa Catalina

Declaran desde las 9.00 ante la jueza Maynard. Aunque el caso está bastante claro, aún falta citar a varios testigos y los policías no confesaron. Jueza define mañana.

 

Cuatro policías que participaron del operativo en Santa Catalina fueron detenidos en la tarde de este martes y están declarando desde las 9.00 de la mañana de hoy ante la jueza María Elena Maynard.

"Lo tenemos medio resuelto pero falta diligenciar prueba. Es un poco difícil la investigación", dijo la magistrada cuando estaba entrando al Juzgado de 14 Turno. 

En un principio Maynard afirmó que tomaría resolución este mismo miércoles, pero en horas de la tarde se confirmó que será mañana, jueves. El plazo legal de 48 horas para las detenciones vence mañana en la tarde y la jueza Maynard hará uso de él.

Según explicó la abogada de la familia del joven fallecido, falta citar a varios testigos que aún no pudieron ser ubicados por la situación de violencia que se generó en el barrio. El caso está bastante claro, según la letrada, pero los policías no confesaron.

Mientras, Policía Técnica realiza la pericia a tres armas de fuego, dos que utilizaron los policías y otra que fue hallada en el lugar, cerca del joven baleado. También analizan el video de la cámara de seguridad del almacén rapiñado.

Organizaciones de Derechos Humanos denuncian "un estado policial desbocado", no solo por este caso.

INCENDIO Y AGRESIONES. Vecinos y amigos de Sergio Lemos, el joven de 19 años abatido por la Policía, bloquearon anoche el barrio Santa Catalina con piquetes en las esquinas de acceso e incendiaron un local policial de la zona. Se trata de una casa prefabricada que utiliza la Policía para custodiar las instalaciones de la empresa Gas Sayago, la que administrará la futura planta regasificadora, frente a las costas de Puntas de Sayago.

Los manifestantes sostienen que el policía le disparó seis balazos por la espalda sin explicación. Indignados, ya habían prendido fuego varios objetos el lunes de noche y repitieron la protesta durante todo el martes.

Sobre la hora 19 intensificaron sus medidas y quedaron bloqueados todos los ingresos al barrio. "Estamos aislados, están todos los ingresos al barrio cerrados. No hubo Policía en todo el día y estamos esperando qué puede pasar, porque ahora los que protestan están preparando más bombas molotov", señaló el vecino, que pidió mantener su identidad en reserva.

En la noche algunos móviles de medios de prensa fueron agredidos por manifestantes, que los apedrearon y les tiraron una bomba molotov. Además, pasadas las 21.00 horas, un grupo de jóvenes intentó incendiar el almacén que fue robada este lunes. Según dijo a Subrayado una de las dueñas del comercio, los vecinos apagaron el fuego y están controlando a los violentos para que no vuelvan a atacar el lugar.

Dejá tu comentario