InternacionalesBoca Juniors | Buenos Aires | Copa Libertadores

Crónica de una final fallida: clausuraron el Monumental y no se sabe dónde será el partido River - Boca

A última hora, el Gobierno de Buenos Aires resolvió la medida preventiva por temas de seguridad y es una incógnita, lo que pasará con el encuentro previsto para mañana a las 17:00 horas.

Luego de postergar su inicio dos veces, y en medio de severos enfrentamientos entre hinchas y la Policía fuera del Estadio, la Conmebol resolvió suspender este sábado la final de la Copa Libertadores.

Estaba previsto en primera instancia que se jugara a las 17:00 horas. Luego se postergó para las 18:00 y finalmente a las 19:15. Mientras que Boca se negaba a jugar debido a las heridas recibidas por algunos de sus jugadores.

Pero cuando todos pensaban que la jornada terminaba y los esfuerzos empezaban a concentrarse en el domingo, el gobierno de Buenos Aires resolvió la "clausura preventiva del Monumental por temas de seguridad. Por lo que ahora, la incógnita es saber dónde se jugará el partido. La dirigencia millonaria, buscará revocar esta resolución para poder concretar la tan esperada final.

Lo que ocurrió

El autobús que transportaba al plantel de Boca Juniors para la final este sábado de la Copa Libertadores 2018 ante River Plate fue atacado con piedras y gases por parte de hinchas violentos del "millonario" en las inmediaciones del estadio Monumental, en Buenos Aires.

Embed

Según las imágenes de televisión de varias cadenas deportivas, el vehículo ingresó al escenario con varios vidrios laterales rotos y los jugadores, una vez descendieron, iban tosiendo y con los ojos llorosos por efecto de los gases.

Embed

El desplazamiento del vehículo se hizo con una fuerte custodia de policía desde el exclusivo sector de Puerto Madero, en el centro de Buenos Aires, hasta el barrio de Núñez, en el norte de la ciudad.

Minutos antes, hinchas de River Plate se enfrentaron con efectivos policiales y tiraron algunas vallas instaladas en los ingresos al estado. Algunas personas heridas. Seguidores que llegaron a la zona sin entrada, intentaron burlar los controles para poder entrar al estadio.

El presidente de River Plate Rodolfo D'Onofrio, ingresó al vestuario de Boca para hablar con el plantel y medios argentinos, especulan que puede retrasarse el partido debido a la afectación de los jugadores. Hubo una reunión con las autoridades de Conmebol y Fifa para analizar cómo proseguir, así como se consultó a las autoridades del área seguridad del gobierno argentino. Los dirigentes iban y venían por los pasillos del Monumental esquivando las cámaras. Gianni Infantino, presidente del máximo organismo rector del fútbol mundial, limitaba sus respuestas a la prensa a un "Si" ó "No". Mientras iba de una oficina a otra intentando terminar con la espera.

Luego de ésto, llegaría la primera postergación:

Embed

En simultáneo, el canal argentino Todo Noticias informó que la Fiscalía inició una investigación de oficio y solicitó tanto las cámaras de seguridad como los partes médicos, para reconstruir cómo fue la agresión al ómnibus. Mientra que uno de los jefes de la barra brava de River fue detenido por la policía en las inmediaciones del estadio. También se detuvo a cerca de 30 personas por incidentes fuera del estadio.

Mientras tanto, seguían las negociaciones y aparece el informe de los médicos de Conmebol, que revisaron a los jugadores de Boca en una clínica. Allí, indicaban que por el grado de lesiones, no había motivos que ameritaran suspender el encuentro.

Ya sobre las 18:00 horas, algunos hinchas empezaron a retirarse del estadio, ya previendo que no se realizaría el partido.

Embed

"Decirle a nuestras familias que estamos bien, porque estamos incomunicados en el vestuario. Es una situación en la que nos están obligando a jugar el partido. no estamos preparados", dijo el deportista Carlos Tévez en rueda de prensa sobre las 18:30 de la tarde.

"Nos equivocamos todos, como sociedad, y queremos mostrar al mundo una realidad que no es jugando este partido así. El hincha de Boca seguramente siente furia hoy", concluyó.

Pocos minutos después, comenzaron los preparativos en la cancha para jugar el partido. Preparadores físicos colocaron sus implementos en el césped y los jueces comenzaron ejercicios de calentamiento. Se colocó incluso la pelota que se utilizaría para el partido.

Minutos después, a menos de cinco minutos de empezar, el presidente de Conmebol Alejandro Domínguez, anunció a la prensa la suspensión del partido y su postergación para mañana domingo, a las 17:00 horas.

"Se suspendió por un grupo de inadaptados. A través de un pacto de caballeros que naturalizó que no se puede jugar en estas condiciones. Primó el sentido común. Nosotros queremos lo mejor para el fútbol sudamericano y la organización está aquí para apoyar, no para exigir", dijo Domínguez.

En tanto River anunció que las entradas conservarían su validez.

Embed

Mientras los jugadores de Boca esperaban para irse, el técnico de River Marcelo Gallardo se acercó a saludar al plantel y solidarizarse con los jugadores heridos.

Tal como ocurrió en el partido anterior, este partido no tenía hinchada visitante por seguridad.

Mañana a las 17:00 horas, nuevamente se prepararán los equipos para jugar la tan esperada final de la Copa Libertadores.

FUENTE: AFP y prensa argentina

Dejá tu comentario