PolicialesPocitos | rehenes en peluquería | violencia

Condenan a 6 años de cárcel a responsable de toma de rehenes en peluquería

Violencia doméstica, lesiones personales, privación de libertad, porte ilegal de arma y atentado son los delitos que se le imputaron al hombre de 24 años.

La Fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 3 turno, a cargo de la doctora Sandra Boragno, logró la condena de un hombre que tomó a varias mujeres de rehenes en una peluquería de Pocitos.

La Justicia terminó condenando a seis años y dos meses de cárcel con cumplimiento efectivo de pena para este hombre por un delito de violencia doméstica agravado por ser la víctima una mujer, un delito de lesiones personales, un delito de porte de arma con identificación limada, un delito de atentado agravado por ser contra funcionarios del orden policial y con arma, dos delitos de disparo de arma de fuego y un delito de privación de libertad agravado por las amenazas, todos en calidad de autor.

El caso tuvo lugar el 10 de enero pasado en la peluquería Amor Mío, ubicada en la calle Soca casi Gestido. Eran las 13:35 cuando el imputado, Gastón Machado ingresó al local con un morral portando dos armas de fuego.

En el interior del local había 15 personas, 6 empleadas, 8 clientas y la dueña de la peluquería. El hombre, de 24 años, gritó que quería hablar con una de las empleadas, una joven de 18 años que hasta hace poco tiempo había sido pareja del condenado.

El hombre se dirigió hacia la joven, la tomó del cuello y gritó que todos se tiraran al piso. Machado mostraba sus armas y señalaba que su expareja lo había engañado al tiempo que profería insultos contra ella y le apuntaba con el arma.

El joven decía que tenía el diablo adentro y que los mataría a todos. La tensa situación se prolongó durante toda la tarde.

Un equipo especializado de negociadores de la Guardia Republicana llegó al lugar y luego de cinco horas lograron que el imputado liberara a los rehenes y luego que se entregara a la Policía.

Dejá tu comentario