PAYSANDÚ

Condena máxima por homicidio muy especialmente agravado al asesino de Giuliana y Mateo

La condena es a 30 años de cárcel y se sumarán entre 10 y 15 años de medidas de seguridad eliminativas. El asesino fue el hermano de Giuliana y tío de Mateo.

Condenaron por homicidio muy especialmente agravado al hombre que mató a su hermana y su sobrino en Paysandú, en enero de 2023.

La condena es a 30 años de cárcel, a los que se sumarán entre 10 y 15 años de medidas eliminativas, indicaron fuentes del caso.

Los agravantes contra Jorge Lara son femicidio, concurso de homicidios, fratricidio entre otros.

Giuliana Lara, de 27 años, y Mateo Miños, su hijo de 8, habían desaparecido y luego sus cuerpos fueron encontrados en Paysandú.

Con base en evidencias científicas, cámaras de vigilancia y relatos de testigos, la Fiscalía de Paysandú imputó al acusado y continuó con la investigación que ahora termina con la condena.

El abogado de la familia de las víctimas, Federico Álvarez Petraglia, contó que el condenado no declaró en ningún momento en el correr del proceso de la investigación.

"Al día de hoy nunca se ha pronunciado sobre su responsabilidad. Ha manifestado simplemente que él no fue informalmente, pero nunca manifestó una palabra sobre su responsabilidad en este hecho. Las pericias psicológicas demuestran que él demostró una frialdad absoluta, ajenidad con el tema, propio de una persona que ya lo pinta de cuerpo entero. Haber matado a un niño de ocho años y haber dado muerte a su hermana, con la que convivía, da claros indicios de una personalidad bastante especial", sostuvo.

El condenado no puede redimir pena ni acceder a la libertad anticipada, aclaró el abogado.

ABOGADO FAMILIA

Durante las audiencias la Fiscalía relató lo sucedido en febrero del año pasado. El hombre mató a su hermana en la casa que compartían y luego llevó al niño a un monte, aún con vida, en una moto.

La Policía reconstruyó los hechos con cámaras de vigilancia donde se observa al hombre que sale de la casa con el niño y vuelve únicamente con la mochila de su sobrino. Más tarde compra bolsas de residuos negras y pide una pala a un vecino para enterrar los cuerpos que previamente había descuartizado en el monte. También intentó quemar los restos en una zona próxima a Playa Mayea.

El imputado regresó a su casa y limpió el lugar donde asesinó a su hermana. El relevamiento de Policía Científica reveló que había sangre en el lugar, pero que las superficies habían sido lavadas.

El hombre pretendió crear una coartada para justificar la ausencia de su hermana y su sobrino. Llevó la moto de Giuliana a la terminal de Salto y colocó en un locker de un supermercado una mochila con ropa de la mujer y del niño. Las cámaras de seguridad dejaron en evidencia todo su accionar.

Giuliana y su homicida eran hermanos por parte de padre y ambos vivían en la misma casa. No existían denuncias previas de violencia doméstica, pero el imputado tenía antecedentes de violencia hacia una ex pareja.

Dejá tu comentario