PolíticaDetenidos Desaparecidos

Comienzan a buscar restos de desaparecidos en terreno de Neptunia

Desmalezan la propiedad privada ubicada a 20 metros del arroyo Pando.

Los trabajos se están llevando a cabo en un predio perteneciente a una empresa privada.

El terreno está ubicado en El Remanso de Neptunia, sobre la margen este del arroyo Pando, a escasos 200 metros del peaje de la ruta Interbalnearia, en el kilometro 34.

El área de excavación del predio son unos 400 metros cuadrados, que este lunes por la mañana fueron delimitados por los antropólogos que están trabajando en representación del grupo por Verdad y Justicia de la Presidencia de la República.

Esta es la primera vez que antropólogos forenses realizan trabajos de excavación en terrenos privados, más allá de áreas militares o públicas.

La denuncia sobre posibles enterramientos de desaparecidos en este lugar no es nueva pero ahora la fiscalía especializada en derechos humanos la procesó y ordenó las excavaciones antes que se innove en el terreno por parte de sus dueños.

Ya en el año 2010 el grupo de investigación en arqueología forense de la Universidad de la República publicó su informe de actividades donde señalaba el remanso de Neptunia como punto de posibles enterramientos.

En el capítulo 18 señala información que fue facilitada a los investigadores por familiares de detenidos desaparecidos. Se trata del testimonio brindado por una vecina del lugar -ya fallecida- quien habría observado enterramientos humanos realizados por militares durante fines de la década del 70 y principios de los 80.

En una oportunidad, el equipo realizó una visita al lugar haciendo un reconocimiento del terreno.

El informe destaca que si bien no se registraron rasgos dignos de mención, resulta relevante señalar que el lugar está muy próximo a la casa del represor José Sande Lima.

Cabe recordar que Sande Lima es un ex policía del grupo de coraceros que en 2006 fue procesado y en 2009 condenado por el homicidio de 28 personas en 1976 en el marco del Plan Cóndor.

El equipo de antropólogos ahora dividió el terreno, delimitado en cuadrículas. En cada una de esas cuadriculas se abren trincheras y la excavación puede alcanzar una profundidad superior a los tres metros. Según los expertos, los trabajos insumirán toda la semana.

El 21 de agosto un grupo de antropólogos argentinos ingresaron al Batallón 14 de Infantería Paracaidista Nº 14 de Toledo, Canelones munidos con un georradar.

Dejá tu comentario