Políticapersonas en situación de calle | MIDES

Comienza "Plan Alzáibar" para ofrecer techo permanente a personas en situación de calle

Se lanzó "Incubar", un plan para dar vivienda a mujeres solas con hijos a cargo. Es más barato que el costo de los refugios, dice el MIDES.

Este jueves, se les entregará una vivienda compartida a unas 30 personas en situación de calle, en una experiencia piloto llamado "Proyecto Alzáibar" .

La misma será llevada a cabo por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA).

Este grupo de personas forma parte del Programa Calle, informa Radio Uruguay. Hay otros diez beneficiarios del MVOTMA

Es la primera experiencia de "housing comunitario" que propone una alternativa a los clásicos refugios.

A este proyecto se sumará otro similar, aunque en este caso el Estado se encargará de pagar alquileres.

MIDES presentó la semana pasada en un seminario internacional los proyectos Alzáibar e Incubar como nuevos modelos de inclusión.

Cecilia Molina, jefa del Programa Calle, explicó a radio Uruguay que el plan nació de la mirada crítica al modelo escalera de atención para personas en situación de calle.

Explicó que el edificio tiene muchas habitaciones y baños, pero no serán apartamentos para uso personal.

Los ingresados tendrán que hacerse cargo de la gestión de la vida cotidiana, costear la alimentación, además del mantenimiento e higiene del centro, dijo Molina.

Los primeros usuarios son personas que ya pasaron por centros nocturnos y tienen algún tipo de ingreso formal o informal.

En Proyecto Alzáibar, que está ubicado en Ciudad Vieja, el ingreso económico mínimo es de 5.000 pesos. Con ese dinero y algo de apoyo económico del MIDES el objetivo es que puedan mantenerse por sí mismos.

Molina dijo que la población a la que está orientada la solución son personas mayores de 50 años, y jubilados y pensionistas con pasividades muy bajas.

Se trata de un sector que difícilmente logre una independencia económica. Con pensión a la vejez, o por enfermedad, o por discapacidad, no tiene posibilidades de pagar un alquiler, dijo Molina.

EL PRECIO DE AYUDAR

Otro caso típico de beneficiarios son mujeres a cargo de familias por casos de violencia de género, explicó Eleonora Bianchi, directora de Protección Integral en Situaciones de Vulneración de MIDES.

El proyecto Incubar precisamente consiste en casas para familias con la prioridad para mujeres solas con hijos.

Este proyecto ya comenzó a funcionar con tres familias, informa hoy Búsqueda.

En Incubar MIDES da el amoblamiento, el alquiler y el soporte para víveres a través de la Tarjeta Uruguay Social (con 5.000 pesos) y 10.000 pesos extras.

Las autoridades ya trabajan en ampliar el proyecto a otras diez familias.

Juan Gómez, jefe del programa para mujeres, niños, niñas y adolescentes a cargo, dijo que el sistema también apunta a la "gestión de la vida cotidiana".

En declaraciones a Búsqueda, Gómez explicó que este sistema es mucho más barato que el de los refugios.

Un refugio cuesta 600.000 pesos per cápita al año, en tanto Incubar costará 400.000 pesos por cabeza al año.

Gómez dijo que no es una "solución permanente", sino "parte de un proceso" de acompañamiento para que con el paso del tiempo los titulares del beneficio vayan buscado sus propias soluciones habitacionales.

Dejá tu comentario