Sociedad Rivera | Covid-19 | fronteras

Clausuran un centro religioso y un local nocturno en Rivera por incumplir las medidas sanitarias

Este sábado llegaron unos 60 ómnibus con brasileños para realizar compras en los free shop de esa frontera.

La Intendencia de Rivera clausuró un centro religioso y un local nocturno por incumplimiento de las normas sanitarias para evitar la propagación de casos de coronavirus en esa ciudad fronteriza.

En el caso del centro religioso, que fue inspeccionado este viernes, era un espacio pequeño con demasiadas personas en su interior y algunas no usaban tapabocas, dijo a Subrayado el inspector general de la Intendencia de Rivera, Carlos Migorena.

El jerarca recordó que en las últimas horas fueron inspeccionados 21 locales religiosos y solo en uno se detectaron irregularidades. Desde que comenzó la pandemia de Covid-19 en Rivera hubo tres focos de contagio en centros litúrgicos con más de 40 casos.

El centro nocturno se clausuró porque ya había sido advertido de incumplimientos, y además no tenía autorización de la intendencia ni de Bomberos para funcionar. En un local que, por sus metros cuadrados, podrían ingresar de 10 a 12 personas, había más de 30, indicó Migorena.

COMPRAS

Carlos Migorena informó que este sábado llegaron unos 60 ómnibus con brasileños para realizar compras en los free shop de la ciudad de Rivera. Teniendo en cuenta que los coches están habilitados para circular con el 50% de su aforo, serían casi 1.500 las personas que arribaron a la frontera.

La Intendencia de Rivera realiza controles en el microcentro de la ciudad para asegurarse del cumplimiento de las medidas sanitarias. Los ómnibus no ingresan a Uruguay y permanecen estacionados en Santana do Livramento a unos 600 metros del centro, donde cargan y descargan lejos de la zona residencial.

Migorena consideró que la apertura de las fronteras de Paraguay hizo que se redujera el flujo del turismo de compras hacia Uruguay.

BRASILEÑOS EN RIVERA

Dejá tu comentario