Showcine

Cines de lujo: cuando la comodidad importa a la hora de sacar la entrada

El espectáculo cinematográfico a nivel mundial viene variando con el objetivo de captar nuevos espectadores.

El cine siempre se ha considerado como una experiencia única, centrada en la película. Los tiempos han variado con la tecnología, y el público ha cambiado sus hábitos. La industria busca recuperar espectadores perdidos, ofreciendo modernas innovaciones.

Países como España, Inglaterra, Estados Unidos, Corea, México y Chile han ampliado sus comodidades en los cines. Colosos de la exhibición ofrecen sillones de cuero reclinables y ofertas gastronómicas con servicio incluido en las salas. Se agrega una lámpara personal y una mesa de brazo donde cenar cómodamente.

Este concepto de cine de lujo ha tenido originales variaciones. Existen salas al aire libre con automóviles de época, como en los años 50 ocurría con los autocines. Otra posibilidad es un confortable camión que se traslada por varias ciudades, con capacidad reducida, alta tecnología y con proyección de estrenos.

Para el verano están las salas flotantes entre islas, con paisaje nocturno, rodeadas de aguas oceánicas y estrellas. Otra opción son las proyecciones de películas en familia, en lugares al aire libre, en pequeñas piscinas o yacuzzis.

La comodidad es ahora el segundo pilar de la proyección. Los nuevos cines se van extendiendo y parece que estas iniciativas funcionan en la boletería.

Hoy la elección de una película ha dejado de ser el centro de la experiencia en momentos de sacar una entrada. Está superada por el confort y la originalidad de estas nuevas salas de lujo que ya se promocionan y funcionan en varios territorios.

Temas

Dejá tu comentario