Deportes Copa América 2015

¡Chile es campeón de América! Le ganó por penales a Argentina

Chile no temió a la encumbrada Argentina de Messi y al final ganó agónicamente desde los 11 pasos. Video de los penales que definieron el partido

Chile es campeón de América por primera vez en su historia. Los festejos recién empiezan. Su capitán Claudio Bravo subió esta foto a las redes sociales.

Los chilenos triunfaron en los penales. Chile los convirtió todos y Argentina erró dos: Banega e Higuaín. El único que convirtió fue Messi.

El partido fue liquidado por Alexis Sánchez con una "picada" baja que engañó al arquero Romero. Argentina se fue otra vez con las manos vacías. Hace 22 años que no gana un torneo. La última vez que ganó la Copa América fue en 1991 y 1993 durante la era Basile.

Argentina ya venía del sinsabor del Mundial y vuelve a perder una final. El técnico Martino también es golpeado por otra final perdida. En la última edición de Copa America. La otra vez había sido con Paraguay ante Uruguay.

En conferencia de prensa, Martino dijo que para él Argentina debió ser el triunfador. No obstante reconoció que Chile puso un dispositivo defensivo que anuló a sus jugadores principales como Messi y Pastore, principales usinas de fútbol. "Fue un partido parejo, de dos selecciones excelentes. Los dos equipos se neutralizaron mutuamente, y eso que son dos selecciones qeue destacan por jugar bien". comentó. 

El entrenador argentino dijo que en su ciclo como DT ha empleado más de 40 jugadores, y agregó que estos 23 que llegaron a la Copa América seguirán siendo convocados en los próximos partidos.

Chile y Argentina jugaron el duelo final de Copa América 2015. Son las dos mejores selecciones del torneo y ambas merecieron estar allí por méritos propios.

"Quiero disfrutar el momento", dijo el entrenador Jorge Sampaoli, quien calificó a Argentina como una "de las selecciones más poderosas del mundo".

Sampaoli discrepó con Martino: "creo que Chile superó a Argentina en juego colectivo. El equipo dominó con la pelota a un equipo tan importante como Argentina".

"Chile pudo haber ganado en los 90 minutos por la propuesta y el esfuerzo", agregó.

Sampaoli dijo que esta victoria es "histórica" para los chilenos, y que es la obra de un "equipo de trabajo". "Este grupo le ganó a un sistema que no lo quería".

"Chile le ganó a todos sus rivales con claridad, y nos invalidaron tres goles a lo largo del torneo. No veo que haya dudas del triunfo".

Argentina parecía favorita por plantel e historia, mientras Chile puso a prueba a la mejor generación de futbolistas de su historia y la pone en las puertas del primer título continental.

El primer tiempo ha sido, como se esperaba, un partido de gran dinamismo. Chile empezó con una línea de tres que por momentos fue de 5, dependiendo del dominio argentino o chileno.

Los primeros quince minutos fueron chilenos con presión alta y buscando asociaciones entre sus principales delanteros. Aún en los momentos más difíciles, Chile jamás jugó al pelotazo y enfrentó a Argentina sin resignar su personalidad vertical. Llegó al arco de Romero, aunque a lo mejor le faltó peligrosidad en el último toque. Romero pudo controlar todo lo que llegó al arco argentino sin problemas.

Hizo cambios tácticos pero no ha renunciado a su forma de jugar. Salió de la cancha Mena y entró Francisco Rojas, quedó Valdivia, entró Beausejour y quedó fuera del plantel Charles Aranguiz.

Argentina también tuvo sus momentos. Quizá el más importante fue el tiro libre de Messi y la intervención de Agüero que conjuró el arquero Bravo a puro reflejo.

Ambos equipos hicieron planteos aventureros y mostraron sus respectivas virtudes y defectos.

El segundo tiempo, en cambio, fue trabado. Los dos equipos fueron más cautos. Los defensores lucieron más que las estrellas creativas. Vidal y Alexis corrieron mucho pero no influyeron como seguramente querían.

En los anfitriones la gran figura fue Medel seguido del arquero Bravo, muy seguro.

En Argentina tampoco brillaron Messi y Pastore, tal como lo hicieron en otros partidos. Agüero murió de inanición, por falta de pelotas, y el entrenador lo sacó y puso a Higuaín.

Ever Banega sustituyó a Pastore en busca de más equilibrio y claridad en el fútbol de media cancha.

El momento clave del segundo tiempo fue la volea de Alexis luego de un pase de Isla por derecha, que pasó raspando el palo derecho de Romero, quien cubrió bien su zona.

En el último cuarto de hora los dos equipos parecían haberse resignado al alargue.

Ahora los dos equipos “echarán el resto”. A veces intensidad y buen fútbol no van de la mano.

Al final del partido una gran jugada colectiva iniciada por Messi terminó con una intervención de Higuían que se perdió por poco.

En el alargue fue mejor Chile, pero no por gran diferencia. Los chilenos, más obligados que los argentinos a evitar los penales, tuvieron la iniciativa.

En Argentina, Mascherano quedó en una pierna luego de un error que casi le cuesta el partido a Argentina. La perdió en su cancha, Alexis le ganó la pelota, en carrera superó a Zabaleta en el cierre y el disparo se fue por arriba del arco de Romero.

Con el partido un poco más abierto, la velocidad de Alexis empezó a gravitar no sólo en esta jugada, sino en otras que terminaron en faltas contra el chileno.

Ya promediando el segundo tiempo del alargue, se vio a Argentina pensando más en los penales que en ofender al equipo local.

Martino ya había gastado los tres cambios y el capitán albiceleste permaneció en cancha a pura personalidad, aunque dando muchas ventajas.

En el alargue, Argentina intentó pero se vio superado por Chile desde el punto de vista físico.

El capitán Mascherano fue la voz cantante en la derrota. "No se si es un karma o no", sostuvo, al comparar las dos finales que este plantel viene de perder. 

Los penales fueron otra cosa. Argentina erró dos y convirtió uno. Fallaron Banega e Higuaín, y convirtió Messi. 

En Chile convirtieron todos. La definición exquisita de Alexis Sánchez puso broche final a la victoria trasandina. Sampaoli reconoció que nunca vio tirar los penales así a su jugador, ni siquiera en los entrenamientos. 

Pero más allá del triunfo, el entrenador entiende que lo más importante es calificar al Mundial en una eliminatoria como la sudamericana que es la más difícil del mundo.

Dejá tu comentario