LA CAUSA SE RETOMA EN FEBRERO

Caso Astesiano en pausa tras declaraciones de Lacalle Pou y Lorena Ponce de León

En febrero, la fiscal Gabriela Fossati continuará el caso, cuando termine le feria judicial: el expediente es voluminoso y quedan testimonios a recoger, en calidad de testigos.

La causa Astesiano acumuló un expediente voluminoso y se preparan nuevas instancias para febrero, cuando termine la feria judicial que comenzó el 25 de diciembre. “Tiempo de estudiar, de preparar nuevas instancias y de silencio”, es la respuesta de los que trabajan en el caso.

La fiscalía aprovechó un día más del año judicial 2022 y en plena feria tomó declaraciones extensas al presidente Luis Lacalle Pou sobre toda la relación con el excustodio y sobre las conversaciones que quedaron registradas en mensaje de whatsapp en el teléfono del expolicía que cumple prisión preventiva, dijeron a Subrayado voceros de Casa de Gobierno y fuentes del ámbito judicial.

Justamente, Lacalle Pou y su esposa, de la que está separado, Lorena Ponce de León, fueron los últimos en dar testimonio ante la fiscal Gabriela Fossati en el 2022.

Fuentes de la Fiscalía dijeron a Subrayado que la fiscal Fossati solicitó permiso al Fiscal de Corte, Juan Gómez, para trabajar en feria y poder tomar declaraciones a Lacalle Pou y A Lorena Ponce de León, lo que fue avalado.

En el caso de Ponce de León, la citación fue hecha tras la filtración de chats de Astesiano con jerarcas policiales sobre pedidos de información de viajes particulares que ella había realizado tras la separación del presidente.

Al presidente Lacalle Pou, la fiscal Fossati le tomó declaraciones en calidad de testigo, en la residencia presidencial del Prado, en el primer día de la feria judicial que va del 25 de diciembre de 2022 al 31 de enero de este año.

A principios de diciembre, la fiscal Fossati había recibido un nuevo peritaje del celular de Astesiano en el que se incluían las conversaciones con el presidente, que en un principio habían quedado excluidas.

La recuperación de los chats entre Astesiano y Lacalle Pou había sido ofrecida de manera voluntaria a la Fiscalía por Presidencia de la República.

A fin de noviembre, habían declarado en calidad de testigos, el Secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el Prosecretario, Rodrigo Ferrés.

Entre los indagados estuvo el director de Inteligencia Policial, Claudio Correa, que fue quien detuvo el 25 de setiembre al ex custodio presidencial en la residencia de Suárez y Reyes cuando llegó de Costa Rica junto a Lacalle Pou.

Astesiano fue imputado por suposición de estado civil, asociación para delinquir y tráfico de influencias, en una causa de falsificación de documentos para emitir pasaportes uruguayos que eran vendidos a ciudadanos rusos. Con la imputación, la fiscal le aplicó prisión preventiva.

También pasaron por la Fiscalía el subdirector ejecutivo de la Policía Nacional, Jorge Berriel, quien manifestó que la información que proporcionaba a Astesiano, cuando este le requería, era por instrucciones del entonces ministro Jorge Larañaga. Dijo que cuando lo impuso en el cargo le presentó a Astesiano y le dijo que cooperara con todo lo que pidiera en función de la responsabilidad de custodia presidencial.

Berriel dijo que el testigo de la reunión entre él, Astesiano y Larrañaga, era el entonces Director General de Secretaría del Ministerio del Interior, Luis Calabria, quien todavía no ha sido citado para confirmar la versión del jerarca policial.

El responsable de la dirección general de Fiscalización de Empresas de Seguridad, Henry de León, fue otro de los interrogados en la fiscalía de flagrancia que tiene el caso.

Además, fue interrogado en calidad de indagado el subdirector nacional de Policía, Héctor Ferreira, que en medio del escándalo político renunció al cargo.

Dejá tu comentario