Policiales

Canadá culpa a Irán de "desprecio por la vida humana" en el derribo de un Boeing el año pasado

Los disparos de misiles iraníes que derribaron un Boeing ucraniano el año pasado fueron fruto de una mezcla de imprudencia, incompetencia y desprecio por la vida humana por parte de Teherán, según un informe oficial de expertos canadienses publicado el jueves, que sin embargo no encontró pruebas de que el ataque fuera premeditado.

Los disparos de misiles iraníes que derribaron un Boeing ucraniano el año pasado fueron fruto de una mezcla de imprudencia, incompetencia y desprecio por la vida humana por parte de Teherán, según un informe oficial de expertos canadienses publicado el jueves, que sin embargo no encontró pruebas de que el ataque fuera premeditado.

El vuelo PS752 de Ukraine International Airlines (UIA), que iba de Teherán a Kiev, se estrelló el 8 de enero de 2020 poco después del despegue con 176 personas a bordo, entre ellas 55 ciudadanos canadienses y 30 residentes permanentes. Tres días después, las fuerzas armadas iraníes admitieron haber derribado el avión "por error".

El informe reconoce que los investigadores forenses, que examinaron todas las pruebas de las que disponían, "no encontraron pruebas de que el derribo del vuelo PS752 fuera premeditado".

"Dicho esto, Irán no se libra de ninguna manera", dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Marc Garneau, en una rueda de prensa.

"Es totalmente responsable de lo ocurrido debido a una combinación de incompetencia, falta de responsabilidad, un fallo total de su sistema de mando y control, un fallo total en la evaluación adecuada del riesgo, un fallo total en el cierre del espacio aéreo y ni siquiera se molestó en informar a los aviones que despegaban de que se encontraban en un entorno de riesgo porque se habían instalado baterías de misiles en las proximidades del aeropuerto".

La noche de la tragedia, las defensas aéreas iraníes estaban en alerta máxima, ya que Irán acababa de atacar una base utilizada por el ejército estadounidense en Irak en respuesta al ataque estadounidense con drones cinco días antes en Bagdad que había matado al general iraní Qasem Soleimani, el artífice de la estrategia regional de Irán.

"El informe pone de manifiesto la imprudencia, la incompetencia y el desprecio gratuito por la vida humana de las autoridades", dijo Garneau, quien añadió que Irán intentó encubrir sus acciones arrasando el lugar del accidente y "proporcionando sólo un relato engañoso y superficial de los hechos".

"Los hechos son claros, Irán es responsable de la muerte de 176 personas inocentes", dijo.

et/jh/dw/mps/gma

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario