ShowJair Bolsonaro | Brasil

Caetano Veloso y Daniela Mercury lanzan single contra la "censura" en Brasil

Es una protesta contra la "censura" que consideran está imponiendo el nuevo gobierno utraconservador de Jair Bolsonaro.

Daniela Mercury y Caetano Veloso, dos gigantes de la música brasileña, lanzan esta semana la canción "Prohibido el Carnaval", una protesta contra la "censura" que consideran está imponiendo el nuevo gobierno utraconservador de Jair Bolsonaro.

"Abre la puerta de este armario, que no hay censura que me detenga / Abre la puerta de ese armario, que la alegría cura, ven a besarme", invitan los versos compuestos por Mercury al ritmo vibrante del axé, contagiante género musical que anima los carnavales de Salvador de Bahia.

"Está prohibido el Carnaval en este país tropical", completa con ironía el estribillo de la canción, que será lanzada oficialmente el viernes y de la cual se divulgó un fragmento de 30 segundos.

"Evidentemente es una reacción, una respuesta a la tendencia censuradora de los poderes brasileños hoy", afirmó Veloso al diario Folha de S. Paulo, que asistió a la grabación del videoclip en Salvador.

La victoria electoral de Bolsonaro "es consecuencia de sentir que tenemos que resolver las cosas de forma inmediata, que quien va a salvarnos es alguien específico y no la democracia", analiza Mercury en diálogo con el periódico sobre el momento político de Brasil, en el que la comunidad LGBT teme retrocesos en la protección de sus derechos.

"Las cosas están pasando. Hay un intento de prohibir lo que no puede ser prohibido, lo que tanto luchamos para liberar", añadió la artista, de 53 años, quien además de ser la mayor exponente del género axé, es una firme activista por los derechos LGBT e hizo pública su homosexualidad en 2013.

La canción también alude a las declaraciones de la nueva ministra de Derechos Humanos de Bolsonaro, la pastora pentecostal Damares Alves, que desató una polémica al afirmar a principios de enero que en la "nueva era" que vive Brasil, los "niños visten de azul y [las] niñas de rosa", una metáfora con la que quiso expresar su rechazo a la "ideología de género".

"La canción habla por sí misma. Juego con el rosa y el azul para mostrar que no podemos quedarnos encerrados en una cajita", declaró Mercury, que en el afiche de lanzamiento aparece junto a Veloso recostada sobre grandes retazos de tul de colores brillantes.

Después de tres décadas de avances en materia de derechos individuales tras la salida de la dictadura militar (1964-1985) y trece años de gobiernos izquierdistas (2003-2016), Brasil vive hoy un empuje conservador en el campo moral, que encontró voz en el discurso del gobierno Bolsonaro.

Embed

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario