PolicialesCárcel Central | Eduardo Bonomi | Rocco Morabito

Bonomi reconoció que "se presume dolosa" la fuga de Morabito de Cárcel Central

Sin embargo, dijo, por el momento"no hay pruebas" de que haya habido coimas a los guardias para facilitar la huida del mafioso calabrés

El ministro del Interior Eduardo Bonomi fue este martes al Parlamento convocado por la oposición tras la fuga a fines de junio de Rocco Morabito, el hombre requerido en Italia por presuntamente liderar la mafia calabresa.

En declaraciones a la prensa Bonomi aseguró que se habían tomado varias medidas para impedir la fuga tras sendos informes que alertaban de esa posibilidad.

El ministro recordó que Morabito había sido detenido y procesado por delitos cometidos en Uruguay en setiembre de 2017.

En ese momento fue recluido en la ex Cárcel Central y luego trasladado al penal de Libertad, en San José.

Una vez cumplida la pena Morabito debió volver a la ex Cárcel Central a cumplir prisión administrativa por el pedido de extradición de Italia.

Bonomi dijo que por disposiciones legales una persona que cumple prisión administrativa no puede estar en la misma cárcel que delincuentes procesados o con condena.

Por eso, dijo el ministro, no fue trasladado a otro centro de reclusión ni a la Guardia Republicana, adonde Morabito había pedido que lo llevaran.

Allí no se lo trasladó porque estaría en contacto con González Valencia, el narco mexicano que esperaba por el proceso de extradición a su país.

El ministro aseguró que conocía el informe que en junio de 2018 alertó de la posibilidad de fuga de Morabito, y dijo que por eso se tomaron medidas para evitarlo.

“Obviamente conocimos ese informe, tomamos medidas y se evitó (la fuga)”, aseguró.

También hubo “intentos de fuga más recientes”, dijo Bonomi, y por eso “se tomaron medidas”, en referencia a la custodia que se dispuso con personal de la Guardia Republicana en la ex Cárcel Central.

“Se pensó en llevarlo a Punta de Rieles pero no se pudo porque no puede estar con penados y procesados”, reiteró.

Consultado entonces acerca de si hubo colaboración de algún policía en la fuga, Bonomi respondió: “Esta es una fuga que se presume dolosa pero no podemos afirmar que haya sido así”.

En cuanto a la ausencia de cámaras de seguridad en el momento de la fuga de Morabito y otros tres reclusos (ya capturados), Bonomi dijo que por orden de la Fiscalía se había retirado el DVR donde están las filmaciones, y que las autoridades de la ex Cárcel Central debían haber tomado medidas de prevención y no lo hicieron.

Las cámaras no funcionaban en el momento de la fuga porque los propios presos habían denunciado malos tratos y con las filmaciones se podría probar.

CUESTIONAMIENTOS

El senador nacionalista Javier García cuestionó duramente a Bonomi y dijo que nunca leyó el informe de Inteligencia Penitenciaria, que advertía sobre la posible fuga de Morabito, aunque reconoció que estaba al tanto.

GARCIA FUGA PARLAMENTO

Dejá tu comentario