Políticaviolencia de género | Rendición de Cuentas | Eduardo Bonomi | Pablo Abdala

Bonomi dijo que víctimas de violencia de género van con sus custodias a "moteles y bailes"

El ministro justificó un artículo de la Rendición de Cuentas que atribuye al gobierno potestades para otorgar protección. Aclaraciones posteriores

Una insólita discusión se dio entre el ministro del Interior Eduardo Bonomi y el diputado blanco Pablo Abdala, cuando se trataba el tema de la asignación de custodias a víctimas de violencia de género.

El secretariado de Estado compareció ante la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda y la polémica estalló al explicar el artículo 83 de la rendición de Cuenta.

Éste establece que sólo se podrá asignar custodia personal a quien s encuentre en el registro del Sistema Nacional de Atención y protección Integral a Víctimas y testigos de Delitos.

La asignación deberá contar con un previo informe del Ministerio del Interior favorable respecto a la efectividad y viabilidad de tal medida".

Abdala cuestionó la idea y dijo que a través de este inciso el Ministerio se quedaba "con la llave" para definir quién debe tener o no custodia policial en los casos de violencia de género.

Hasta ahora esta era una potestad de los jueces. Dijo Abdala que resultaba una "invasión" a los atributos del Poder Judicial.

Bonomi respondió que de continuar así habría 600 policías abocados a la custodia que podrían estar destinados a tareas de patrullaje.

Abdala admitió que esto podría generar problemas operativos, pero que de ninguna manera esta era la solución.

El diputado contó a La Diaria y a El País que Bonomi justificó esta decisión en el hecho de que muchas víctimas de violencia de género terminan con sus custodias en moteles o en bailes. Según el diputado opositor, el ministro dijo que las víctimas terminan "arrastrando" a sus custodias a situaciones como esas.

Abdala recriminó al ministro el razonamiento y dijo que sus afirmaciones eran "vulgares" y "agraviantes". También dijo que Bonomi suele llevar al extremo los datos, como si fuera la regla, "para impresionar". "Analiza los temas por la patología", afirmó.

Y agregó: "¿Ahora qué nos está queriendo decir el ministro? Que todas las mujeres que sufren violencia doméstica y tienen una custodia personal hacen este tipo de cosas".

Abdala dijo que el ministro "dio a entender que las mujeres abusan de la custodia personal".

"¿De qué sirve promover legislación tan avanzada en materia de violencia de género si después el ministro del Interior razona de esta manera?", se preguntó el diputado.

La diputada frenteamplista Lilián Galán, que presidió la reunión, admitió que las expresiones de Bonomi "no fueron felices".

"Hay que tener mucho cuidado al hablar de víctimas que han sido vulneradas", comentó.

También aludió al oportunismo político del cuestionamiento.

En ese sentido, recordó que Abdala se ha opuesto algunas veces a apoyar temas relacionados con la igualdad de género e incluso votó en contra de la ley de cuotas y la ley integral contra violencia basada en género.

LA ACLARACIÓN DEL MINISTERIO

Este viernes, Interior salió a dar una versión distinta de la que se le atribuye al ministro.

Según la unidad de comunicación, Bonomi nunca se refirió a que los policías terminaban en moteles y bailes con las víctimas a las que debía proteger.

La diferencia es sútil, pero importante: el ministro señalaba que el policía en esos casos acompañaba a la víctima a encontrarse con su agresor.

Embed

MÁS POLICÍAS Y TOBILLERAS

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo ante los legisladores en el Parlamento que la Rendición de Cuentas permitirá incorporar 200 nuevos efectivos al Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO).

El Ministerio compró 200 tobilleras electrónicas que están por llegar y está en marcha una licitación para la compra de 500 dispositivos más.

Los nuevos policías estarán destinados principalmente a departamentos del interior donde ha habido un incremento de la inseguridad, explicó el diputado del Frente Amplio, Alejandro Sánchez

LA INTERSOCIAL FEMINISTA

La agrupación emitió un comunicado mostrando el creciente problema de la violencia de género y su impacto en la sociedad uruguaya.

Se advierte además sobre las consecuencias de la ausencia de presupuesto para tomar medidas preventivas.

Dejá tu comentario