SociedadSalud Pública | MSP

Basso aseguró a los actores que no habrá sanción por simular el encendido de cigarrillos

El ministro de Salud envió un comunicado a la sociedad de actores explicando el alcance del texto enviado a fines de abril.

La polémica duró 24 horas pero hizo hizo suficiente ruido como para hablar de censura y movilizar a los actores uruguayos a una resistencia.

Todo quedó en un mal entendido y un pedido de disculpas cuando este viernes el ministro de Salud Jorge Basso envió una nota a la sociedad de actores y a las instituciones teatrales en la que asegura que no habrá sanciones por simular el encendido de cigarrillos en las obras de teatro.

La nota de este viernes destaca que la prohibición de fumar en espacios cerrados de uso público alcanza a los teatros, obviamente.

Sin embargo aclara que esta norma “refiere exclusivamente al encendido de cualquier producto o dispositivo vinculado al consumo de tabaco. De ninguna forma se plantea interferir en las interpretaciones o representaciones de obras de teatro y demás formas de expresión cultural”, dice la nota a la que accedió Subrayado.

El Programa Nacional para el Control del Tabaco se reunirá la semana próxima con los actores para aclarar el tema personalmente.

Al respecto, “tanto el Programa como el Ministerio de Salud Pública se disculpan por los inconvenientes surgidos a partir de las interpretaciones alejadas del espíritu original del texto”.

El texto al que aquí se hace referencia es otra nota enviada a los actores y a las instituciones teatrales el 25 de abril, en la que se advertía de sanciones para quienes incluso simulen estar fumando en una obra.

“El acto de fumar, aunque sea un cigarrillo apagado o con productos que simulen ser cigarrillos, está comprendido dentro de las prohibiciones establecidas”, decía ese texto que generó la reacción de los actores y una denuncia de censura.

Ahora quedó aclarado que no habrá sanciones (salvo que prendan un cigarrillo de verdad) y que el MSP no se meterá en el contenido de las obras de teatro.

Dejá tu comentario