PRÓXIMO VIVO 18:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
ENTREVISTA

Balcedo afirma que su causa "es política" y acusa al exfiscal Díaz de montar un "circo"

El empresario argentino dijo que la demanda por 22 millones de dólares va contra todos los fiscales de la causa y que la va a pagar "el pueblo uruguayo".

31 de mayo de 2022, 19:29hs

Balcedo comenzó recordando el día de su detención y calificó como “acción cinematográfica” con cruce de vehículos en la pista del aeropuerto frente a su avión. Indicó que la detención de la aeronave fue ilegal, porque el avión no era suyo y estaba en leasing, pertenecía a una empresa americana.

El empresario sostuvo que la acción de las autoridades uruguayas le hicieron perder 3 millones de dólares y otros 6,5 millones que valía el avión y una serie de negocios que suman los 22 millones que le reclama al Estado.

Balcedo apuntó a la Fiscalía como la primera responsable de la acción y en particular al entonces fiscal de Corte, Jorge Díaz, y a la Justicia, por avalar lo dispuesto por los fiscales. Acusó ocultación de pruebas de la Fiscalía y lo calificó como una “actitud totalmente infantil”.

“Me hicieron perder una fortuna en plata”, afirmó Balcedo. Sostuvo que presentó pruebas de contratos de arrendamiento por más de 6 millones de dólares que financiaban la compra de los aviones.

“En definitiva, ¿quién va a pagar esto?”, se preguntó. “El pueblo uruguayo”, respondió. Se refirió a “un desmán de la Fiscalía, de los fiscales y responsables, y de alguna manera, de la Justicia”.

Balcedo indicó que la jueza de la causa advirtió que había un leasing y que la Fiscalía insistió en las acciones contra los aviones para decomisarlos. Aseguró que se configuró extorsión al momento de firmar el acuerdo con la Fiscalía y que a cambio tuvo que desestimar una demanda civil contra los fiscales que trabajaron en su caso.

La demanda es contra el ex fiscal de Corte, Jorge Díaz, y los fiscales Sabrina Flores, Rodrigo Morosoli, Alejandro Machado y Schubert Velázquez. “Voy a hacerlo contra todos”, indicó.

“Me hicieron firmar algo bajo presión, porque si yo no firmaba ese acuerdo, donde deslindaba la responsabilidad a los fiscales, no querían firmar el acuerdo conmigo para poder salir adelante y por lo menos recuperarme”, afirmó.

Balcedo dijo que lo trataron de mafioso, asesino y sindicalista VIP, y que lo amenazaban con un juicio que no iba a terminar nunca.

El empresario explicó cómo hizo su fortuna. Dijo que tiene 58 años y hace 55 es empresario de medios. A los 31 años, se presentó a licitación de siete radios en Argentina y en ese entonces tenía de 7,5 millones de dólares. Actualmente, su patrimonio personal supera los 30 millones de dólares. “No lo saqué de un sindicato en los últimos tres años, un sindicato que representa a los porteros y los auxiliares de la educación argentina”, afirmó.

“Jamás toqué un peso del sindicato”, dijo. Asegura que en Argentina no se pudo defender, porque nunca lo llamaron a declarar y apostó a que será sobreseído porque el juez que inició la causa sea declarado incompetente por la Corte Suprema de Justicia.

Balcedo sostuvo que cumplirá el acuerdo que firmó con la Fiscalía uruguaya, y que le quedan dos años de libertad vigilada. Mientras tanto, pedirá para volver a Argentina para declarar y defenderse de las acusaciones.

Afirma que lo detuvieron sin haberlo llamado a declaración indagatoria en una causa caratulada con supuesta evasión impositiva un 24 de diciembre. “Esto parece un corso, es una joda lo que me hicieron”, dijo.

“Es una causa armada políticamente para embromar a un empresario”, afirmó.

Balcedo recordó que el ex fiscal de Corte, Jorge Díaz, es el abogado defensor del empresario Pepín Rodríguez Simón. “Desde cuándo alguien que designó el Frente Amplio lo poner para defender al que armaba las causas judiciales en Argentina”, se preguntó. Sostuvo que Díaz se reunió varias veces con el expresidente argentino Mauricio Macri.

“La causa es política en ambos lados. Es una obviedad”, subrayó.

Con respecto al día de su detención, Balcedo dijo que “era un circo acordado entre las agencias de inteligencia argentinas y el fiscal de Corte Jorge Díaz”. “Esto es una causa totalmente armada”, reiteró.

Dejá tu comentario