InternacionalesArgentina | Congreso | ataque a balazos

Atribuyen a "clan mafioso" ataque contra diputado y funcionario en Argentina

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, descartó definitivamente un móvil político.

El ataque frente al Congreso en Buenos Aires en el que fue asesinado a tiros un funcionario y un diputado quedó en estado crítico fue cometido por "un clan mafioso", aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, al descartar definitivamente un móvil político.

Juan Jesús Fernández y Juan José Navarro Cádiz, los dos hombres que presuntamente dispararon el jueves contra el funcionario Miguel Mauricio Yadón y el diputado Héctor Olivares, fueron detenidos este viernes, el primero en la provincia argentina de Entre Ríos y el segundo en Uruguay, informó Bullrich en una rueda de prensa.

"Agradecemos a la policía de Uruguay que aun sin tener notificación de la Interpol, con la orden de un fiscal uruguayo, procedió a la detención. Ahora estamos haciendo gestiones para que pueda venir expulsado", dijo la ministra.

En total, hay seis personas detenidas, que serían todas las implicadas en el ataque.

Bullrich se felicitó por la rápida resolución del caso, pues sostuvo que de otro modo "hubiese significado una crisis política muy profunda para Argentina".

"El caso está esclarecido y confirmamos que no fue un crimen político. El objetivo del asesinato era Yadón", había dicho más temprano la ministra.

Yadón, de 58 años, era coordinador del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico de la provincia de La Rioja y amigo del diputado, con quien realizaba una rutina de ejercicios al momento del ataque.

ESTADO CRÍTICO

Olivares, de 61 años y diputado por la provincia de La Rioja del partido UCR (Unión Cívica Radical), recibió un impacto de bala calibre 40 que le afectó el hígado, el colon, el páncreas y las vías biliares.

El diputado se encuentra "en estado crítico, con riesgo de vida". Se mantiene con respirador artificial y diálisis, a la espera del momento oportuno para intervenirlo quirúgicamente, según el parte médico presentado este viernes por el hospital Ramos Mejía, donde fue internado minutos después de la agresión.

El ataque perpetrado cerca del Congreso, en el centro de Buenos Aires, causó primero conmoción política, pero la tensión disminuyó al conocerse los indicios de motivaciones personales.

El presidente Mauricio Macri había prometido el jueves que la investigación llegaría "hasta las últimas consecuencias para hallar a los culpables". Todo el arco político manifestó su repudio.

La prensa argentina coincide en señalar que el móvil del asesinato fue una presunta relación que mantenía Yadón, casado y con hijos, con una hija de Fernández.

Cámaras de seguridad de la plaza del Congreso captaron el momento del crimen. Las imágenes se difundieron por televisión con todo detalle.

Olivares y Yadón venían caminando por la vereda de la plaza que lleva al Congreso a las 07:00 de la mañana. De un automóvil estacionado salen los disparos, a corta distancia. Ambos caen. Yadón muere y Olivares camina tambaleándose y se sienta en el cordón.

Un hombre, presuntamente Fernández, sale del vehículo y parece intercambiar palabras con el diputado. Otro hombre deja el auto y lleva las vainas servidas de la pistola para arrojarlas en un recipiente de basura.

Los asesinos no huyen enseguida y la acción dura casi tres minutos sin policías a la vista. Cuando aparece en la escena un efectivo de seguridad, el auto arranca lentamente y se aleja.

Con información de AFP.

Dejá tu comentario