Ataque del gobierno sirio mató a 10 niños que estaban jugando

El gobierno sirio bombardeó la localidad de Deir al-Asafir en medio de una tregua. Los pequeños, todos menores de 12 años, estaban jugando en la calle.

 

Un ataque aéreo del gobierno sirio en un pueblo controlado por los rebeldes mató a diez niños que estaban jugando al aire libre. Las imágenes de la masacre están dando vuelta al mundo.

El ataque se produjo sobre un pueblo cerca de la capital siria, Damasco. Las imágenes posteriores fueron grabadas con un teléfono celular por uno de los rebeldes y muestran la masacre producida por el bombardeo.

Los niños salieron a jugar en medio de la tregua acordada en la localidad de Deir al-Asafir, un pueblo a 12 kilómetros al este de Damasco, cuando aviones de combate comenzaron a atacar a los residentes.

La mayoría de los niños cayeron muertos en el lugar mientras que otros fueron trasladados a un hospital cercano con heridas graves. Todos los chicos fallecidos tenían menos de 12 años.

Según los voceros de los rebeldes, el bombardeo se produjo cuando no había combatientes dentro de la localidad. Los aviones de la Fuerza Aérea siria lanzaron bombas de racimo.

Los rebeldes aseguran haber recogido 70 artefactos, pero como el gobierno sirio ha prohibido la entrada al país a la mayoría de los periodistas, es difícil verificar el informe.

Las autoridades sirias no han hecho ningún comentario sobre este ataque, pero los medios oficiales han dicho que el ejército lanzó una ofensiva para "limpiar" la zona de terroristas.

Dejá tu comentario